La Ordenanza 21.296 que el Concejo Deliberante aprobó hace un mes y medio y que regula el uso de agroquímicos en sectores cercanos a las zonas urbanas todavía no fue reglamentada, aunque se está dentro del plazo de los sesenta días para que el Ejecutivo la reglamente.

 

Esta normativa reemplaza la anterior 18.740 que prohibía las fumigaciones a menos de mil metros de nucleos poblacionales.

 

Mientras tanto, las zonas periurbanas lindantes a campos y plantaciones siguen padeciendo el uso indiscriminado de agroquímicos.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Alejandro Cruz Vila, vecino de la Gloria de la Peregrina aseguró que “por el momento no se aplica ninguna normativa y se sigue fumigando sin control alguno“.

 

El damnificado aclaró que no se mantienen quietos, “estamos movilizándonos con un grupo de vecinos de varias zonas y particularmente en La Peregrina estamos haciendo un análisis de la nueva ordenanza, la estamos estudiando y haciendo críticas que presentaremos la semana que viene en las áreas del Ejecutivo correspondiente, que paradójicamente son de Producción y no de Salud”.

 

Vila recordó que esta nueva ordenanza crea un programa de Desarrollo Rural Sustentable, “el cual tiene huecos por todos lados, ya que crea franjas transicionales periurbanas donde se puede seguir fumigando usando banda verde, pero el tema de las bandas es una problemática mayor porque los agroquímicos están mal agrupados, la banda verde no sirve, ya que tranquilamente pueden usar glisfosato al lado de casa“.

 

Consultado sobre la posibilidad que la Provincia avance con una regularización de agroquímicos prohibiendo las aplicaciones aéreas sobre todo el territorio y limitando las aplicaciones terrestres a campos alejados más de 2 mil metros de las zonas urbanizadas, contraponiéndose a lo que se aprobó en General Pueyrredon, Vila consideró que “se tendrán que readaptar a esas normativas, está buenísimo lo que se está planteando, que se dialogue y se cree una conciencia mayor sobre el uso de agroquímicos y su impacto en la salud”.

 

Sobre esto último, lamentó que “los concejales no se detienen a pensar en la salud de la población y solo piensan en la producción, este es un tema de salud y en el expediente de la ordenanza no consta que haya pasado por la comisión de salud”.

 

En tal sentido, este padre de dos pequeñas hijas “que les encanta jugar afuera” manifestó que “en las zonas del anexo convivimos entre emprendimientos productivos y viviendas familiares, en lo personal vivo en la zona de la compañia industrial frutihortivola, minado de campos de frutillas, y casualmente esas zonas no quedaron ni siquiera dentro de la franja transicionales periurbanas, o sea, ahí se puede aplicar cualquier producto de cualquier banda“.

 

“Hay muchísimas familias, incluso los trabajadores, puesteros y aplicadores vivimos ahí, y todos tenemos derecho a la vida, hice un pequeño censo en la zona y son muchas familias totalmente desprotegidas”, agregó.

 

No obstante el panorama negativo, el vecino de La Pregrina destacó que “tenemos que convencer y hacerlos entrar en razón a quienes tienen que reglamentar esta ordenanza“.

 

Por: Gonzalo Patrone

PUNTONOTICIAS

Radio La Red FM 91,3



Siguiente Noticia Sasha Nievas rompió sus marcas en Isla Margarita

Noticia Anterior “María Elena en la casa de Doña disparate”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario