Se trata de la Escuela Secundaria Nº41 ubicada en la calle Carasa 2245 del barrio Punta Mogotes que desde hace una semana padece inconvenientes con la estructura del techo.

 

Por tal razón, la directora del establecimiento educativo tomó la determinación de suspender las clases ante el temor que se registre algún desprendimiento de la losa.

 

Cabe recordar que este edificio es relativamente nuevo, fue inaugurado hace ocho años, pero en 2011 tuvo problemas similares con rajaduras en paredes y el techo y se realizó una obra.

 

Sin embargo, dos años después volvieron a aparecer los mismos inconvenientes.

 

Desde el Consejo Escolar y la Dirección de Infraestructura de la provincia enviaron arquitectos e ingenieros para analizar los inconvenientes registrados, pero hasta el momento no hay novedades acerca de los plazos que demandará arreglarlos.

 

Mientras tanto, los estudiantes no pueden concurrir a clases y debieron implementar mecanismos alternativos para no demorarse con los contenidos programáticos, como el uso de internet y mediante módulos que se retiran de la fotocopiadora.



Siguiente Noticia Con destacados especialistas finalizaron Jornadas en el Interzonal

Noticia Anterior Casi 400 adhesiones al plan “Volver a estar al día”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario