Se lanzó el proyecto ambiental educativo y cultural barrial denominado “Ni un papelito en el suelo” el cual es coordinado por la Sociedad de Fomento del Barrio Coronel Dorrego y tiene la colaboración de los alumnos del Jardín de Infantes “Merceditas” como activos protagonistas.

 

En la plazoleta, los alumnos de salita de 5 y docentes del jardín, junto a miembros de la Sociedad de Fomento del barrio, integrantes de la Cooperativa de Trabajo “Crisol del Sur”, la titular de Gestión Ambiental, Claudia Baltar, junto al presidente de la entidad, Alberto Escudero, levantaron papelitos del suelo y plantaron ejemplares de árboles (3 Ginkgo biloba, 4 Liquidambar styraciflua y 3 Acer saccharinum) en el lugar.

 

En pocos años más y con la tutela de los protagonistas de la jornada, los citados ejemplares brindarán preciosos beneficios a la comunidad barrial (sombra, fresco, color, oxígeno, cobijo de aves y otros pequeños animales, etc.).



Siguiente Noticia El Municipio realizó limpieza en el acceso al cementerio Parque

Noticia Anterior El "Bibi" González reforzará a Unión

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario