Los consumidores respondieron de manera positiva al acuerdo instrumentado por los supermercados que contempló el congelamiento de precios de 500 productos. Entidades sociales, políticas y los municipios participaron del control para velar por su cumplimiento.

 

“La gente se volcó masivamente a la compra de los alimentos, bebidas y productos de limpieza con valores congelados. Los precios eran buenos y eso produjo en algunos casos falta de stock. Ante esta situación los proveedores reforzaron sus entregas diariamente”, indicaron a Télam en una de las principales cadenas con presencia en casi todo el país.

 

“Primero hubo una suerte de confusión en el público consumidor sobre cuáles eran los productos y las marcas con precios congelados, pero a medida que iban accediendo a los listados en la web del supermercado o los que se repartían en el centro de atención al cliente de cada sucursal, se iban informando puntualmente”, indicaron, por su parte, en la cadena Carrefour.

 

“Nosotros hicimos una señalización especial en las góndolas con un copo de nieve para graficar que los productos de esos estantes tenían precios congelados”, dijeron en el supermercado de origen francés.

 

“La gente se volcó masivamente a la compra de los alimentos, bebidas y productos de limpieza con valores congelados” Otras fuentes supermercadistas reconocieron que durante algunos fines de semana se produjeron quiebres de stock por la gran demanda, los que fueron recompuestos en los días siguientes.

 

“Tuvimos inspecciones municipales y de agrupaciones militantes en el marco de la campaña Mirar para Cuidar. En general pedían los listados en los stands de atención al cliente y luego comparaban los precios con los que había en las góndolas. No hubo denuncias sino informes sobre falta de productos que luego eran repuestos”, dijeron.

 

Hace un mes el Gobierno acordó con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) la implementación de listados de 500 productos de consumo básico con precios congelados a febrero último. La oferta completa está presente solamente en los hipermercados por la superficie de esos centros comerciales.

 

El resto de los formatos, más los supermercados regionales, los almacenes y los autoservicios chinos adhirieron a la propuesta de precios congelados de manera voluntaria pero no fueron inspeccionados porque sus condiciones de comercialización y su espacio físico son menores a las de los hipermercados.

 

En relación a este tema, la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila `Pimpi` Colombo afirmó que “no hay problemas con los 500 productos”, y resaltó que cada hipermercado tiene su correspondiente lista publicada en sus páginas web, al igual que en el sitio oficial de Internet de la Subsecretaría.

 

Negó que haya faltantes en las góndolas, señaló que “hay cosas que si están baratas se liquidan bastante rápido” y reiteró que “no estamos teniendo problema” de abastecimiento.



Siguiente Noticia Ugalde 8º y Ledesma 12º en la final del TC en Rafaela

Noticia Anterior Contundente apoyo a la actual gestión en SUTERyH

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario