Enmarcado en el programa “Propietario Responsable”, la Municipalidad, limpió y desmalezó un terreno baldío ubicado en Monseñor Zabala y Millán. Como se acostumbra en dicho programa, los costos operativos de la limpieza son cargados a nombre de los dueños del predio.

 

Al respecto, el director general de Inspección General Eduardo Bruzzeta, señaló: “El municipio -a través de personal y maquinarias del ENOSUR- se dirigió a ese predio que durante años estuvo abandonado por sus propietarios y fue objeto de una limpieza por parte de palas mecánicas y camiones. En el lugar se encontró gran cantidad de arbustos, un profuso cañaveral sobre uno de sus laterales, un depósito de cubiertas usadas y de residuos, muy peligrosos para la seguridad del barrio, como así también un foco de insalubridad para todos los vecinos”.

 

“Este lugar quedó saneado. También se procedió a la desinfección del mismo y los costos que se asumieron para limpieza fueron cargados a su nombre en la Tasa de Servicios Urbanos, ya que los mismos no respondieron a las notificaciones cursadas oportunamente”, agregó.

 

En ese sentido, Bruzzeta explicó los objetivos del programa: “El objetivo es, fundamentalmente, sanear todos los problemas ambientales que producen estos terrenos baldíos abandonados que –lamentablemente- en muchos casos son utilizados por vecinos como lugar de depósito continuo de residuos. También los terrenos en estado de abandono provocan un problema de inseguridad para todos. El municipio es el que tiene que operar a través del ENOSUR para devolver la tranquilidad que se merecen todos los vecinos de cada barrio”, concluyó.



Siguiente Noticia El sector inmobiliario a la espera de los CEDIN

Noticia Anterior Pablo Rabinovich se despide de Chroma en el Colón

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario