El pasado fin de semana largo, más de veinte mil personas visitaron la exposición más dulce de la ciudad de Mar del Plata. El evento, declarado de interés turístico y cultural por el EMTur y la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredon, se desarrolló tanto en el predio interior, como en el espacio al aire libre de la Plaza del Agua.

 

Quienes ingresaron al salón de exposiciones pudieron disfrutar de la degustación y adquisición de chocolate en todas sus formas: chocolate en rama, bombones, chocolate caliente, churros con chocolate, alfajores, helados, golosinas, postres de chocolate, té con cacao, postres, tortas, cascadas de chocolate, etc.- El dulce de leche, gran compañero del chocolate, también dijo presente en este evento.

 

Quienes prefirieron disfrutar al aire libre de estas frescas tardes soleadas, pudieron recrearse con el completo ciclo de espectáculos para toda la familia que tuvo lugar en el Escenario Violeta Parra y que incluyó entre otras actividades danzas, títeres, artistas circenses, música en vivo y comedias musicales.

 

Esta segunda edición de Expo Chocolate, incorporó un espacio para emprendedores que realizan delicias artesanales con chocolate y un área de recreación infantil con lectura de cuentos temáticos, juegos, globos y personajes lúdicos como “El hada de los dulces”.

 

Este año, el ciclo de Charlas tuvo lugar en el café frente a la plaza sobre calle Roca y se desarrolló no solo durante el evento, sino también durante los días previos.

 

La lectura de un cuento infantil temático, la chocolatería del Norte de Italia, y la producción del cacao en la capital nacional del Brasil, fueron algunos de los temas desarrollados durante este ciclo que se vio engalanado con la presencia del premiado Maestro Chocolatero Ariel Segesser.

 

El reconocido maestro chocolatero y heladero, ofreció de manera gratuita a toda la comunidad de Mar del Plata, una Clínica de Bombonería abierta. En este espacio – y para deleite de todos los asistentes- además de compartir sus técnicas de elaboración de bombones rellenos, Ariel realizó una degustación de todos sus bombones.

 

El domingo a la noche, cuando el evento ya estaba finalizando, Expo Chocolate se convirtió de manera espontánea en una gran fiesta en la que tanto organizadores como expositores y publico visitante, se unieron en un trencito feliz que recorrió todos los stands, consolidando de esta manera un evento que ya se está convirtiendo en un clásico de nuestra ciudad.



Siguiente Noticia "En Argentina sigue faltando una política pesquera"

Noticia Anterior Se viene una nueva edición de “A Desaburrir" el invierno

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario