El defensor oficial Juan Fuscaldo denunció las precarias condiciones en que se encuentran los jóvenes en conflicto con la ley penal que son alojados en los Centros de Menores ubicados en Batán.

 

A los inconvenientes planteados por los fiscales del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil en torno a la superpoblación que tienen estos lugares se le agregan aspectos operativos y de falta de recursos como que los internos son trasladados a Tribunales en remises y en algunos casos deben caminar varias cuadras con los menores esposados con el consiguiente riesgo de fuga.

 

En las próximas horas la jueza Silvana Darmadrail y el fiscal de menores, Marcelo Yanes Urrutia realizarán una inspección a los dos edificios.

 

En declaraciones a Teleocho Informa, el doctor Fuscaldo hizo hincapié a la falta de recursos en los centros de contención de menores, en particular la falta de móviles para trasladar los internos a Tribunales, así como la escasa provisión de alimentos por la deudas que la Provincia mantiene con los proveedores.

 

En el caso de la falta de móviles, el defensor oficial señaló que “la camioneta con que cuentan está rota y hubo casos donde debieron utilizar los vehículos propios del personal o trasladarlos en remises“.

 

“Esto refleja que no están dadas las condiciones de alojamiento correspondiente y tampoco las condiciones de seguridad que también es nuestro deber velar por las mismas”, argumentó.

 

El defensor oficial agregó que “desde hace algunos meses se viene observando una escasez de recursos, de acuerdo a lo denunciado por el personal estatal y nosotros lo podemos ver porque los jóvenes no llegan a horario a las audiencias por estos motivos, así como también hemos visto que a veces caminan esposados por las calles para trasladarlos desde la Fiscalía de Menores que se encuentra en el edificio central (Brown y Tucumán) hacia el edificio de Menores, en Gascón y Entre Ríos”.

 

Otro aspecto preocupante que se ha constatado es la escasez en la provisión de alimentos y por eso surgieron los pedidos de los defensores oficiales para verificar las reales condiciones en que se encuentran tanto el centro de recepción como en el centro cerrado, en procura que se logre su reapertura.

 

En las próximas horas la jueza Silvana Darmadrail y el fiscal de menores, Marcelo Yanes Urrutia realizarán una inspección a los dos edificios y constatar si se han hecho las obras correspondientes como el arreglo de la bomba de agua.



Siguiente Noticia Cierra el Registro de Aspirante para la Feria Central de Artesanos

Noticia Anterior Candidatos del GEN en el lanzamiento del Frente Progresista Cívico y Social

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario