En una época del año donde las patologías relacionadas con las infecciones respiratorias agudas bajas se acrecientan, la guardia del Hospital Materno Infantil se muestra al límite de su capacidad operativa, con alrededor de 500 pacientes que pueden ser atendidos en un día.

 

Así lo reconoció la delegada de CICOP, doctora Silvia Munuera, a raíz de la falta de guardias pediátricas en las salas de salud que dependen del sistema municipal.

 

Reclamó al municipio que modifique esta situación, teniendo en cuenta que los vecinos hacen un aporte para una tasa creada especialmente para la salud.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), la profesional de la salud afirmó que “el Materno está trabajando al límite de su capacidad operativa debido fundamentalmente al brote estacional de patología respiratoria que demanda gran consulta sobre todo en horario de guardia y en consecuencia aumentan las internaciones”.

 

Munuera remarcó que la inquietud del personal pasa porque los pacientes deben esperar ser atendidos durante largas horas “luego de haber soportado trasladarse desde los barrios con estas bajas temperaturas, seguramente en colectivo, y luego tienen hasta cuatro horas de espera porque estamos prácticamente desbordados en el área de guardia y emergencia“.

 

“Esta situación es contraproducente y no deja de ser un riesgo sanitario donde en los casos de los bebés recién nacidos tratamos que la espera sea mínima y aguarden en un área separada, pero la epidemiología se complica con este panorama”, aseguró.

 

La delegada de CICOP lamentó que en las salas de salud municipales “no cuenten con guardias de por lo menos doce horas de demanda espontánea en pediatría, donde la gente pueda hacer su consulta en su barrio sin tener que trasladarse al Materno”.

 

“La gente tiene que saber que ponemos el máximo esfuerzo posible, pero no se puede resolver de otra manera porque no tenemos el soporte en el primer nivel de atención que se requiere en los barrios correspondientes“, añadió.

 

Ante este panorama de desborde, Silvia Munuera confesó que en muchas ocasiones genera que la relación con los familiares de los chiquitos se resienta, con un clima de malestar y desesperación que se vuelca en el profesional.

 

“Por eso exigimos que el municipio resuelva el primer nivel de atención en guardias pediátricas en las salas de salud y esto sería mucho más beneficioso para todos”, insistió.

 

Munuera aclaró que este panorama en los centros de salud no se limita solamente a los días feriados sino que casi todos los días no hay guardia pediátrica, “aunque los funcionarios manifiesten lo contrario, sabemos que no y la misma dirección del hospital ha tenido reuniones con autoridades de la Secretaría de Salud y les han manifestado que no tienen recurso humano, o que por cuestiones técnicas no pueden exigir a los profesionales que trabajen con el mismo régimen horario que los médicos del sistema de salud provincial”.

 

Para finalizar, la profesional de la salud planteó que “todo esto se modifica gestionando, para eso el municipio cobra una tasa de salud y los contribuyentes hacen su aporte para que llegue al sector de la población con menos recursos o que no tiene otra instancia que consultar en el ámbito público”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91,3)



Siguiente Noticia Vence el plazo de presentación de listas para elecciones primarias

Noticia Anterior Los casos de Gripe A se redujeron un 30 por ciento

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario