Los trabajadores del Teatro Auditórium hicieron pública la grave situación por la que están atravesando y su profundo malestar que generan las promesas incumplidas por parte de las autoridades.

 

En tal sentido, afirmaron que este organismo dependiente del gobierno bonaerense registra una serie de problemáticas, de las cuales hacen responsables al gobernador Daniel Scioli; el presidente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, Jorge Telerman y el secretario ejecutivo, Sergio Beros.

 

Entre los reclamos del personal se destacan las deudas salariales impagas correspondientes al Festival Internacional de Cine y los Torneos Bonaerenses de noviembre del año pasado; el pase a planta permanente de los trabajadores en negro; el pago de deudas a proveedores; la aprobación de estructuras y planteles básicos de personal; aumento de presupuesto, dado que se encuentra congelado desde hace tres años en el mismo monto.

 

Ante lo expuesto, los trabajadores nucleados en ATE señalaron que “estas son sólo algunas de las promesas incumplidas que no sólo ponen en riesgo nuestras fuentes laborales, sino también el funcionamiento del Auditorium, considerado uno de los principales prestadores de servicios culturales de nuestro país”.



Siguiente Noticia Achernar invita a compartir la Luna Llena más grande del año

Noticia Anterior Intenso éxodo turístico rumbo a la costa por el fin de semana largo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario