La Escuela Oral Mar del Plata se ocupa de atender el derecho de las personas que padecen discapacidades auditivas. Obras sociales le deben a la institución aranceles del 2010, 2011, 2012 y casi la totalidad de este año.

 

Por este motivo, las autoridades analizan cerrar las puertas de la Escuela, y los padres se reunirán este miércoles desde las 8.30 y hasta las 10.30, en Teodoro Bronzini 1550.

 

La Escuela utiliza nuevas tecnologías (audífonos digitales o implantes cocleares) para la estimulación del desarrollo natural de la comunicación , utilizando la audición como canal principal para la adquisición del lenguaje.

 

“Hasta el momento la institución se sostuvo a partir del beneficio de tres fideicomisos sociales (2010-2011-2012) otorgados por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y Mar del Plata, en el marco de la Responsabilidad Social Empresaria; sin estas entidades financieras la escuela no hubiera podido siquiera abrir sus puertas”, explicó Cynthia Rodríguez, una de las responsables de la Escuela Oral Mar del Plata.

 

Sin embargo, aclaró que a estas instituciones no les compete garantizar el mantenimiento de este tipo de escuela; única en su metodología en la ciudad. “Al día de la fecha, tenemos pendiente el cobro aranceles facturados a las obras sociales en el 2010 y 2011 de 4 alumnos; del 2012 de 5 alumnos y de casi la totalidad del 2013”, agregó.

 

Ante esta realidad, nunca se dejó de brindar a los estudiantes el servicio educativo. “El esfuerzo, el compromiso y la buena voluntad no alcanzan. Estamos en una situación que no podemos seguir sosteniendo; ya que lo anteriormente mencionado no es suficiente para pagar las obligaciones que mes a mes hay que asumir”, expresó Ana Clara Cardozo, directora de la Escuela.

 

Resaltaron que “aún regularizándose el pago en tiempo y forma por parte de las obras sociales, continuaríamos teniendo una solvencia económica insuficiente; debido a que el dinero que nos ingresa por las obras sociales tiene como destino casi excluyente el pago de los sueldos y cargas sociales; no pudiendo por este motivo atender a numerosas cuestiones también importantes que siempre han sido postergadas. Por lo que, además de esto, necesitamos la subvención de los cargos docentes”.

 

Rodríguez dejó en claro que “de no modificarse esta ausencia de ingresos por parte de las obras sociales y contar con una subvención en forma inmediata no podremos seguir brindando este servicio más allá del receso de invierno, porque no podríamos seguir pagando los sueldos del equipo transdisciplinario de la escuela ni los gastos mínimos (alquiler, seguros, etc.)”.

 

“Esta subvención por parte el Estado facilitará la orientación de los esfuerzos a la resolución de las cuestiones expresadas anteriormente, posibilitando la continuidad de un servicio educativo que garantice la posibilidad de compensar la discapacidad de nuestros niños. Es esta nuestra mayor pretensión y es ella la que nos mueve a implorarles, puedan responder al auxilio económico, que consolide este proyecto para seguir dando respuesta de calidad a la demanda educativa en nuestra ciudad y alrededores”, finalizó la directora de la Escuela.



Siguiente Noticia Fin de semana con grandes espectáculos en el Auditorium

Noticia Anterior Reforma inconstitucional: El Gobierno sufrió un duro revés de la Corte Suprema

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario