De acuerdo a las estadísticas relevadas por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la compraventa inmobiliaria en territorio bonaerense sufrió una merma del 13,6 por ciento durante mayo de 2013. En este período se registraron 10.135 operaciones inmobiliarias, 1.589 menos que las 11.724 relevadas durante el mismo mes de 2012.

 

La retracción de los montos operados fue del 9,1 por ciento. Durante mayo de 2013 se operaron más de 2.552 millones de pesos, unos 255 millones de pesos menos que los 2.807 registrados durante mayo de 2012.

 

La relación intermensual tuvo un crecimiento significativo, que alcanzó el 47 por ciento. Durante mayo se relevaron 3.239 operaciones más que durante abril, mes en el que se habían registrado 6.896 transacciones inmobiliarias. Los montos operados crecieron más de 923 millones de pesos, lo que representa un aumento del 56,6 por ciento.

 

El acumulado interanual arrojó una nueva caída, esta vez del 21,7 por ciento. Durante este año se relevaron 32.656 operaciones inmobiliarias, 9.015 menos que las 41.671 registradas durante el mismo período de 2012.

 

En el mismo sentido, los montos operados durante los primeros cinco meses de 2013 sufrieron una retracción del 19,7 por ciento: se registraron operaciones por 8.263 millones, unos 2.017 millones menos que los 10.280 millones operados de enero a mayo de 2012.

 

“Ha sido el decimocuarto mes de caída consecutiva del mercado inmobiliario bonaerense. Si bien la merma no llegó a ser tan profunda como en meses anteriores, las cifras siguen siendo preocupantes. En mayo se han resignado casi 1.600 operaciones, lo que se traduce en una caída de 255 millones de pesos”, señaló el notario Jorge Mateo, Presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.

 

“A pesar del escenario, no deja de ser una buena noticia la suba sustancial en la relación intermensual, cercana al 50 por ciento –dijo Mateo-. Históricamente, en mayo siempre hubo más actividad inmobiliaria que en abril, pero con menor diferencia a la registrada en esta oportunidad. Puede llegar a ser interpretado como un leve signo de recuperación, pero todavía debemos esperar para aseverarlo. Las cifras dicen que estamos en niveles parecidos a 2009. Por lo tanto, los pronósticos aún siguen siendo negativos”.

 

“Se redujo levemente la brecha en el acumulado interanual. Pasamos de una caída del 24,8 en el primer cuatrimestre a una caída del 21,7 por ciento en estos cinco primeros meses. De todas formas, la retracción acumulada supera los 2 mil millones de pesos, si lo comparamos con el mismo período de 2012, y también cae cerca de 800 millones comparado con 2011”, agregó el Presidente del Colegio de Escribanos bonaerense.

 

El escribano Mateo reparó en las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional, más específicamente en el Certificado de Depósito para Inversión Inmobiliaria –CEDIN-: “Debemos esperar a que se ponga en práctica para saber los alcances de la iniciativa. En teoría es una buena herramienta que esperamos pueda dinamizar y reactivar la compraventa inmobiliaria. Confiamos en que los CEDIN devuelvan certidumbre, confianza y seguridad al mercado. Hay que trabajar y ser optimistas”, concluyó.



Siguiente Noticia Continúan los controles en las partidas de egresados

Noticia Anterior Baragiola le pide a YPF combustible al costo para la Policía

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario