Se trata del Centro de Asistencia y Prevención de Trastornos Psicofísicos y Sociales “Posada del Inti”, cuyo director general, Fabián Messina, confirmó el cierre de esta institución luego de once años de loable tarea.

 

Un fallo judicial puso en jaque a esta institución y a pesar del acompañamiento del Concejo Deliberante, la demora en las respuestas de las autoridades provinciales y municipales forzó a tomar esta dolorosa determinación.

 

Cabe recordar que, el Juzgado de Familia Nº 4 Departamento Judicial La Plata determinó la prohibición de ingreso de nuevos pacientes a la comunidad terapéutica poniendo en riesgo la permanencia de los pacientes como así también la continuidad laboral de sus empleados y profesionales.

 

Se había determinado que el lugar cuente con 17 plazas, “es decir, 17 camas en lugar de cuchetas”, como tienen en la actualidad.

 

Desde la institución se explicó que la ley habla de contar con 15 metros cúbicos por persona por clínica, pero en la comunidad terapéutica el hecho de que haya más gente en la habitación permite conocer al que está al lado y generar vínculos.

 

El mencionado fallo generó una movilización y asamblea de parte del centro de asistencia y prevención de trastornos psicofísicos y sociales con el objeto de defender su labor y analizar los pasos a seguir.

 

Se realizaron inspecciones sanitarias que apoyaron la tarea que se realiza dentro de la institución, sin embargo la jueza no revé el fallo y la situación económica de la ong los puso entre la espada y la pared.



Siguiente Noticia Se resolvieron numerosos problemas de cobro de docentes marplatenses

Noticia Anterior Peñarol sumó a Adrián Boccia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario