Desde hace aproximadamente tres meses se encuentra armada una carpa de circo que forma parte del Proyecto denominado Escuela Itinerante de Formación Circense, en el predio ubicado en Joaquín V. González y Acevedo (Barrio Caisamar).

 

Es un proyecto independiente que cuenta con el apoyo de Cultura Municipal y tiene como objetivo brindar talleres de circo gratuitos para niñas, niños y adolescentes.

 

Sin embargo, para que esto sea posible son necesarias varias gestiones por parte de la Municipalidad que se han demorado más de lo previsto y por ello están solicitando el acompañamiento de la comunidad.

 

En los últimos días, una persona se dedicó a cortar las cuerdas que sostienen la estructura de la carpa poniendo en riesgo el estado de este espacio y atentando contra un proyecto que tiene como objetivo beneficiar a la comunidad.

 

“Consideramos que este tipo de acciones malintencionadas se podrían evitar si el Proyecto estuviera en funcionamiento de la manera en que estaba previsto y contásemos con todos los recursos necesarios”, expresaron los impulsores de esta iniciativa.

 

“Teniendo en cuenta la situación social por la que atraviesa nuestra ciudad consideramos que desatender un espacio de estas características es desaprovechar un valioso aporte al desarrollo de las niñas, niños y jóvenes”, agregaron.

 

“Invitamos a todo aquel que quiera colaborar acercando materiales de trabajo (colchones, colchonetas, cuerdas, etc.) como así también a las empresas de la ciudad que quieran apoyan este emprendimiento. Agradecemos toda la difusión y el acompañamiento que puedan dar para que la Municipalidad autorice el inicio de este Proyecto de Escuela Itinerante de Circo tal y como fue pensado”, concluyeron.



Siguiente Noticia Omar Gándara presente en el desafío Ruta 40

Noticia Anterior Media sanción al proyecto que elimina "colas" y esperas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario