Especialistas en enfermedades respiratorias coincidieron en diferenciar los casos de gripe registrados en los últimos días con la situación ocurrida en 2009 y convocaron a todas las personas incluídas en los grupos de riesgo a vacunarse.

 

Los expertos que participan en Mar del Plata del XIII Congreso de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) remarcaron “la responsabilidad que tienen tanto los integrantes de los equipos de salud como los medios de comunicación en llevar tranquilidad a la población a través de recomendaciones concretas como las medidas de prevención”.

 

Consultados por Télam, los expertos recordaron que “hasta la propia Organización Mundial de la Salud no recomienda el conteo de casos y fallecimientos, lo que sólo produce pánico en la sociedad”.

 

De hecho, la OMS a mediados de julio de 2009 durante la Pandemia de Influenza A (H1N1), destacó que el conteo “no es esencial para monitorear el nivel o la naturaleza del riesgo que implica el virus, ni para guiar la implementación de las medidas de respuesta más adecuadas”.

 

En aquel momento la OMS recomendaba tomar en cuenta indicadores de alarma como los “picos en las tasas de ausentismo en las escuelas o lugares de trabajo, o un patrón de una enfermedad más grave, como sugiere, por ejemplo, un aumento en las visitas al servicio de urgencias”.

 

“El monitoreo individual y puntual de casos y fallecidos, se realiza solamente a fines técnicos, para evaluar cómo se están comportando los distintos virus respiratorios, en qué zonas del país y distintas poblaciones se están viendo más afectadas para tomar decisiones sanitarias en función de dichas variables”, informó a Télam Carla Vizzotti, coordinadora del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles.

 

El titular de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP), Eduardo López, aseguró que “este año, en comparación con el anterior, el virus de la gripe comenzó a circular antes, con lo cual es posible que haya un mayor número de casos, pero no se prevé una epidemia dado que la población se está vacunando”.

 

“Tenemos vacunas efectivas y hay una población que está inmunizada vinculada a la enfermedad de la pandemia pasada”, dijo el especialista, quien consideró que “los medios tienen un rol muy importante para llevar tranquilidad a la población”.

 

Respecto de los fallecidos por esta causa, López señaló que “esto en general estuvo relacionado con personas pertenecientes a los grupos de riesgo, por eso es fundamental que quienes formen parte de dichos grupos concurran a vacunarse lo antes posible. Para ellos la vacuna es gratis y ya fue distribuida en todo el país”.

 

Por su parte, Pablo Bonvehí, presidente de la SADI, aseveró que “la situación actual no es la misma que la de 2009. Lo que estamos viendo este año son casos graves en personas con condiciones de riesgo que no se han vacunado. Por lo tanto, es importante poner énfasis en la necesidad de que los grupos de riesgo se vacunen”.

 

Asimismo, el especialista aconsejó que quienes “tengan síntomas de influenza, como fiebre alta, dolor de garganta, tos y dolores musculares o de cabeza, consulten de forma rápida al médico; y en los casos en que no se tienen factores de riesgo pero tengan gripe, que no desarrollen sus tareas habituales porque esta es una enfermedad transmisible”.

 

Bonvehí remarcó que el objetivo de la vacunación es “disminuir la mortalidad por esta causa y no la circulación viral”.

 

En tanto, Daniel Stamboulián, presidente de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI), sostuvo que “está circulando el virus de la gripe del grupo A en los pacientes con factores de riesgo no vacunados, y se han establecido complicaciones y algunos han fallecido. Esto nos dice que es importante que se vacunen”.

 

“Esta es una situación distinta a la de 2009, que se asemeja más a lo que sucedió en el Hemisferio Norte, pero no es una pandemia porque el número de casos no es similar a los ocurridos durante ese año”, aseguró el médico.

 

Por su parte, Ángela Gentile, vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), caracterizó la situación actual como un “momento de circulación del Virus Sincicial Respiratorio –causante de la bronquiolitis– y de virus A H1N1”, aunque aseguró que “no hay una situación de brote”.

 

La pediatra recomendó a las mamás que lleven a vacunar a los chicos de entre 6 meses y dos años, aplicándoles dos dosis.

 

“Hay que evitar las oportunidades perdidas y que el hecho de que estén con un resfrío banal no es contraindicación para vacunar a los chicos. Ante la duda siempre hay que consultar al pediatra y no perder ocasiones para recibir la vacuna”, añadió.

 

Para Gentile, “los medios son aliados en la difusión de estos temas y debemos trabajar en equipo para que todos los grupos se vacunen”.

 



Siguiente Noticia Avanza la posibilidad de ampliar el Parque Industrial

Noticia Anterior Siete nadadores clasifican para el Mundial de Natación de Dubai

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario