La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas de reproducción humana asistida, con un respaldo contundente de la mayoría de las bancadas traducido en una votación que arrojó 204 votos a favor, uno en contra y diez abstenciones, todas estas del bloque del PRO.

 

La iniciativa incluye en el Programa Médico Obligatorio (PMO) los métodos de fertilización asistida, a los que se podrá acceder en el sistema público y privado de salud, sin distinción de estado civil u orientación sexual.

 

Además, obliga a las prepagas y obras sociales a asumir los costos de los tratamientos de fertilidad.

 

Así, la iniciativa se convirtió en ley casi un año después de su sanción en Diputados (el 27 de junio de 2012) y luego de una fracasada votación en general registrada en noviembre de 2011, que debido a la falta de acuerdo para su aprobación en particular, caducó cuando en diciembre se renovó el cuerpo con el ingreso de los legisladores electos en octubre de ese año.

 

La diputada nacional Adela Segarra fue consultada acerca del tratamiento de la ley de fertilización asistida y manifestó que “esta ley no es una norma mas enmarcada en la política de salud, sino que es un claro avance en materia de derechos humanos”.

 

“Esta ley significa un eslabón mas en este proceso de universalización de oportunidades, haciendo que algo que era solo accesible a un sector minoritario de la población de acuerdo a su capacidad económica, y también una batalla mas a los grandes grupos económicos, características indelebles de estos años que llamamos la `década ganada´”, agregó la legisladora marplatense.

 

Por último expresó que “mas allá de las diferencias con el proyecto o de su perfectibilidad futura, venimos a instalar un mojón irreversible en la construcción y consolidación de este modelo que aspira a tener una patria no solo justa, libre y soberana sino a marcar un liderazgo mundial en la generación y respeto a los derechos humanos.”

 

La iniciativa tiene como objetivo “garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción médicamente asistida“, según establece el artículo 1ro.

 

Asimismo, determina que quedan comprendidas como técnicas de reproducción médicamente “las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos y/o embriones”.

 

“Podrán incluirse nuevos procedimientos y técnicas desarrollados mediante avances técnicos-científicos, cuando sean autorizados por la autoridad de aplicación” para ser contemplados en la cobertura del PMO, manifiesta el texto convertido en ley.

 

Además, crea un registro de establecimientos sanitarios habilitados “donde se realicen los procedimientos y técnicas”, en los que “funcionen bancos receptores de gametos y/o embriones”.



Siguiente Noticia Afirman que las secuelas sociales de la crisis del puerto se siente en los barrios

Noticia Anterior Los docentes ratificaron que no habrá nuevos paros hasta el viernes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario