El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata (CPRMDP) y la Empresa Distribuidora de Energía Atlántica (EDEA) acordaron el desarrollo de un conjunto de obras que permitirá ampliar la red de suministro eléctrico a buques y prestadores de servicios en muelles de la terminal marítima local.

 

Los trabajos se pondrán en marcha a la brevedad, tendrán un plazo de ejecución estimado en 12 meses e incluyen además el reemplazo de equipamiento preexistente, con lo que se recuperará superficie operativa y se reducirán riesgos de contaminación ambiental en la jurisdicción.

 

Matías Machinandiarena, interventor del CPRMDP, y Esteban Pérez Elustondo, presidente de EDEA, firmaron este convenio que contempla un desarrollo de obras que alcanzará a los espigones 1, 2, 3 y 10 del puerto.

 

“Con estas obras se brindará un servicio que aporte más seguridad y sea competitivo, con mejores tarifas para los armadores”, señaló Machinandiarena.

 

Pérez Elustondo resaltó que las gestiones se iniciaron en noviembre último y desde la empresa a su cargo apuntaron a una obra integral que contemple todos los frentes de espigones donde la administración portuaria proporciona estadía a los buques.

 

“Desde hace mucho tiempo se analizaba este plan y por suerte hoy podemos llevarlo adelante, porque será muy importante para este puerto”, explicó.

 

Tras la firma del acuerdo, se detalló que la primera etapa se concretará con la colaboración de EDEA, que tendrá a cargo y costo la obra de media tensión, y el Consorcio ejecutará los trabajos en la red de baja tensión.

 

Se destacó además que con estas mejoras se eliminará la contaminación sonora y ambiental que generan los grupos electrógenos habitualmente utilizados por la flota pesquera, medida que además da cumplimiento al convenio Marpol 73/78, cuyo objetivo es preservar el ambiente marino mediante la completa eliminación de la polución por hidrocarburos y otras sustancias dañinas. Además, el retiro de esos equipos optimizará áreas operativas de la terminal.

 

El proyecto integral que diseñó EDEA incluye la construcción de un distribuidor subterráneo en media tensión con una extensión de aproximadamente 6,56 kilómetros. Así se unirán los centros de distribución 9 de Julio-Puerto, a lo que se sumará la provisión de componentes electromecánicos de subestaciones de MD/BT para una entrega de potencia total de 4.82 MVA.

 

Las obras estarían alcanzando en una primera instancia el frente de muelles de las terminales 2 y 3, con una extensión aproximada de 1160 ml, quedando para un futuro la alimentación y distribución del suministro del Espigón N° 1 y 10.

 

Los trabajos a ejecutar por el Consorcio abarcarán la construcción y montaje electromecánico de cinco cámaras transformadoras de distinta potencia, tendido de dos kilómetros de conductores soterrados de baja tensión, provisión, armado y montaje de 18 buzones para el suministro eléctrico a barcos con distintas potencias de acuerdo a la sección de muelle.

 

Para este caso se aplicará la modalidad de automatización mediante utilización de tarjeta magnética y compra prepaga del servicio.



Siguiente Noticia Hallan ADN del único detenido por el crimen de la asistente social

Noticia Anterior Se conocieron ofertas para brindar agua corriente al barrio Don Diego

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario