El presidente de la Federación Italiana de Mar del Plata, Juan Radina, expresó su malestar “como italiano nativo” por todo lo que ha generado la intención del gobierno nacional de trasladar el monumento de Cristobal Colon que está ubicado detrás de la Casa Rosada a la ciudad de Mar del Plata.

 

“Me da la impresión que es casi una cachetada a los italianos residentes en el país“, resumió el sentimiento que produce la polémica que se desató con este tema.

 

Mientras tanto, el gobierno defendió la decisión asumida de “mover” a Colon y afirmó que el destino sea la ciudad balnearia surgió luego de un pedido de la comunidad italiana marplatense.

 

Juan Radina expresó que “se trata de un regalo del pueblo italiano a la Ciudad de Buenos Aires y entiendo que es el único monumento al genovés que lleva el nombre de `Cristófolo Colombo´ y aparte está hecho es mármol de carrara, con lo cual no sé como va a soportar el salitre del mar”.

 

El representante de la Federación Italiana de Mar del Plata cuestionó la decisión de trasladarlo, “en cierta forma moverlo de ahí significa que molesta o que llegó un momento que alguien se cansó de verlo“.

 

También dijo desconocer si el traslado incluye todo el conjunto del monumento, “ya que a mi modo de ver es demasiado grande para la plaza Colon“.

 

EL GOBIERNO DEFIENDE SU POSTURA

 

Por medio de un comunicado del secretario General de la Presidencia, César Parrilli, el Gobierno Nacional defendió las medidas tomadas hasta el momento con el objetivo de trasladar a Mar del Plata el monumento a Colón y criticó al gobierno porteño y a Mauricio Macri por descuidar otras estatuas.

 

En un extenso texto, Parrilli comienza por explicar el origen del monumento, que “fue construido con motivo del aniversario del centenario de la Revolución de Mayo por residentes italianos, y donado al Poder Ejecutivo Nacional y al pueblo argentino, que lo aceptó por ley N° 5.105 del 26 de agosto de 1907”. Y aclara que “en ningún momento se habla del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ni de la comunidad porteña” y que “nunca fue declarado Monumento Histórico Nacional”.

 

Según Parrilli, en 2007 se firmó un convenio entre la Secretaría General y el Gobierno de la Ciudad por el cual se acordó que el cuidado, mantenimiento y custodia de toda la Plaza Colón, incluido su monumento, por razones relativas a la seguridad de la Casa Rosada, se transfería a la Casa Militar de la Presidencia de la Nación.

 

Por esos informes y por “un pedido de la comunidad italiana de Mar del Plata, que solicitó instalar en la Plaza Colón de dicha ciudad el monumento, el Gobierno Nacional inició el proceso para la conservación, restauración, puesta en valor y eventual traslado del mismo“, afirma Parrilli.

 

Además, el funcionario cuestiona al gobierno porteño por la forma en que se resguarda en la ciudad el patrimonio arquitectónico y cultural, haciendo eje en el estado en el que se encuentra el “Monumento a la España Civilizadora y Eterna”, ubicado en la Costanera Sur, y en el destino, incierto, de seis estatuas removidas para la realización del metrobús.



Siguiente Noticia Donación de libros y material a una escuela

Noticia Anterior La Corte rechazará el voto popular de los miembros de la Magistratura

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario