En la capilla Stella Maris de la Base Naval Mar del Plata, la filial del Instituto Aeronaval en colaboración del Comando del Área Naval Atlántica (ANAT), ofició una misa en memoria del teniente de navío (postmortem) Marcelo Gustavo Márquez, al cumplirse el 31º aniversario de su desaparición en acción de guerra.

 

El oficio religioso estuvo a cargo del capellán del ANAT, teniente de navío Jorge Rotela, e inició a las 15, hora en que fue derribado el avión del teniente Márquez.

 

Contó con la asistencia de los hermanos del oficial recordado, Claudia Virginia y Mariano Márquez; del comandante del ANAT, comodoro de Marina VGM Dalmiro Orlando Diego Miguel; y parte de su Plana Mayor; y del presidente de la filial Mar del Plata del Instituto Aeronaval, capitán de navío (RE) VGM Guillermo Luis Sollazzo.

 

También estuvieron presentes compañeros de la promoción 103 de la Escuela Naval Militar, aviadores navales y miembros del Instituto Nacional Browniano, del Círculo de Defensa Nacional, del Centro Naval y del Yacht Club Argentino.

 

Finalizada la misa colocaron ofrendas florales en el monumento que perpetúa la memoria del personal caído en actos de servicio.

 

Por el Instituto Aeronaval lo hicieron los capitanes de navío (RE) Guillermo Luis Sollazzo y Daniel Alberto Marinsalta, ambos acompañados por el comodoro de Marina Miguel.

 

Por sus camaradas de la promoción 103 de la ESNM, el contraalmirante (RE) Delfor Raúl Ferraris y el capitán de navío (RE) VGM Marcelo Romano, acompañados por Claudia y Mariano Márquez.

 

Finalmente, un trompa tocó oración, guardándose un minuto de silencio en memoria del teniente Márquez. La ceremonia cerró con la sentida frase aeronáutica “los aviadores no mueren, sólo vuelan más alto…”.

 

El 21 de mayo de 1982, dos secciones reforzadas de la Tercera Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, integradas por el capitán de corbeta Alberto Jorge Philippi; el teniente de fragata Marcelo Gustavo Márquez; y los tenientes de navío José César Arca, Benito Italo Rotolo, Carlos Alberto Lecour y Roberto Gerardo Sylvester atacaron a unidades de superficie británicas fondeadas en el estrecho de San Carlos, hundiendo a la fragata HMS “Ardent”.

 

Los aviones pertenecientes a los tres primeros pilotos fueron luego derribados por aviones Sea Harrier ingleses que daban cobertura aérea al buque, falleciendo en el acto el teniente Márquez.

 

Fuente: www.lagacetamarinera.com.ar



Siguiente Noticia Hoteleros atraviesan un preocupante panorama por la caída en la rentabilidad

Noticia Anterior Zeballos accedió a segunda ronda en Roland Garros

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario