La Comisión de Enlace de las entidades agropecuarias lanzó en el Obelisco porteño una campaña pública para rechazar la política del Gobierno hacia el sector y denunciar la “distorsión de precios entre lo que reciben los productores y lo que se paga en góndola”.

 

El titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, acusó al Gobierno de aplicar una política económico-agropecuaria que “perjudica al productor y al consumidor” con los precios.

 

“Hay dificultades en todas las regiones del país. Ochenta centavos el kilo de manzana y 17 pesos al consumidor; 2,50 pesos el kilo de yerba y 30 pesos al consumidor”, ejemplificó Buzzi.

 

En el Obelisco, la Comisión de Enlace -conformada por la FAA, la Sociedad Rural Argentina, Coninagro y CRA- elaboró un panfleto en el que se observa el precio que cobran los productores por cada kilo de lo que producen.

 

Por ejemplo, por kilo carne perciben 16,33 pesos; cebolla 1,25 pesos; arroz, 1,28; papa, 0,85; lechuga, 0,75; pimiento, 3,75; tomate, 1,50; pan, 1,92; azúcar, 2,00; leche, 1,96; naranja, 0,72; algodón, 2,67; y uva, 2,30.

 

“Estamos perjudicados el productor y consumidor, que no somos responsables de la inflación. La dificultad para producir expone esta política agropecuaria que hace que la producción no sea viable, por lo cual algo esta muy mal”, advirtió Buzzi en declaraciones radiales.

 

Según Buzzi, la brecha entre el precio que le queda al productor y lo que paga el consumidor “queda en el componente impositivo y en la intermediación que gana fortuna con el amparo del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno”.

 

Sobre la información publicada en la revista Time que afirma que en Estados Unidos no se consigue un bife argentino, pero sí cortes de Uruguay o Australia, Buzzi culpó de ello a la política impulsada por el Gobierno nacional respecto de la ganadería.

 

“Brasil, Uruguay y Paraguay nos pasaron por encima de la exportación de carne. Acá se dejó a 12 mil trabajadores de la carne sin trabajo y 200 frigoríficos cerrados”, puntualizó el dirigente rural.

 

Buzzi explicó que actualmente la situación es que “los argentinos están comiendo carne cara, los productores terminan cosechando soja y la Argentina sigue deteriorando en cuanto a uno de sus grandes patrimonios como la carne que es un orgullo que cada vez está más devaluado”.



Siguiente Noticia Crecen los casos de inseguridad en Barrio Feliz

Noticia Anterior Un hombre murió al arrojar las cenizas de su mujer al mar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario