El dirigente radical Ricardo Alfonsín lanzó su candidatura para renovar su banca en la Cámara de Diputados, con un acto en la Federación de Box, donde llamó a “reunir a todas las fuerzas progresistas para gobernar el país en el 2015”.

 

“Tenemos que lograr reunir a las fuerzas que, a pesar de pensar igual, trabajamos separadas”, dijo Alfonsín en el acto con el que puso en marcha la campaña que desplegará a por toda la provincia de Buenos Aires, con el propósito de “construir una nueva mayoría para reemplazar, desde un espíritu superador, al gobierno nacional en el 2015”.

 

De esta manera el ex candidato presidencial envió una nueva señal al Frente Amplio Progresista (FAP), que lidera a nivel nacional Hermes Binner, y a la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI), en momentos en que las negociaciones que lleva adelante la UCR con esas fuerzas atraviesan algunas dificultades.

 

Es que algunos de los sectores del FAP, en particular, Unidad Popular, que encabeza Víctor De Gennaro, rechazan una alianza con el radicalismo y ya amenazaron con irse del Frente si se concretara esa posibilidad.

 

El acuerdo postularía al dirigente de Chascomús y a la referente del GEN Margarita Stolbizer como cabezas de lista a la cámara baja, pero aún no se han definido en qué orden irán en la nómina.

 

Minutos antes del acto, en diálogo con Télam, Alfonsín se mostró confiado en la posibilidad de que la UCR logre alcanzar un acuerdo con el FAP y la CC-ARI, al tiempo que no descartó que la composición de las listas sea definido por consenso.

 

“Esperamos que pronto haya una decisión formal de las fuerzas que integran el FAP y la CC-ARI” En ese sentido, Alfonsín sostuvo que “es difícil pensar en un proyecto nacional que aspire a gobernar desde la Presidencia de la República, si no somos capaces de tener un importante apoyo electoral en la provincia de Buenos Aires”, en los comicios de octubre.

 

Con el acto en la Federación de Box, en el Castro Barros y Rivadavia de la capital, Alfonsín también intentó dar una demostración de fuerza hacia el interior del radicalismo bonaerense, tras el costo político que debió asumir por su alianza con el peronista disidente Francisco De Narváez en el 2011.

 

Allí, el sector de su histórico adversario interno Leopoldo Moreau ya avisó que disputará con una lista propia en las PASO para representar al partido en octubre.



Siguiente Noticia Judiciales aceptan oferta salarial y cesan los paros

Noticia Anterior Treinta stands con productos artesanales darán vida a la Expo Emprendedores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario