Personal de distintas dependencias municipales dirigidas por la Subsecretaría de Control Municipal realizaron en los últimos meses una cantidad importante de procedimientos contra el transporte ilegal a través de una multiplicidad de operativos que arrojaron como resultado la clausura de 3 remiserías que funcionaban de manera ilegal, sin habilitación.

 

Además, se secuestraron 52 vehículos por infracciones tales como la falta de habilitación Municipal de los distintos servicios, falta de seguro, falta total de documentación, realizar actividades en rubro no habilitado, ascenso de pasajeros fuera de jurisdicción, entre otras.

 

En este marco, se realizaron operativos en conjunto con Agentes del Departamento Operativo de la Dirección General de Inspección General, Agentes de la Dirección General de Transporte, agentes de la Dirección General de Transito y efectivos policiales, en el barrio Lomas del Golf, se detectó la existencia de una agencia de remises la cual no poseía habilitación comercial.

 

Se procedió al labrado de un Acta de Constatación y se clausuró transitoriamente. Personal dependiente de la Dirección General de Tránsito, secuestró uno de los vehículos utilizados para el ejercicio de la actividad, mientras que personal policía procedió al secuestro de una unidad por numeración apócrifa del chasis.

 

Por otro lado, en el barrio Juramento, se labró un acta de constatación por falta de habilitación municipal, se clausuró la misma y se secuestraron 3 equipos telefónicos de recepción de pedidos. No había vehículos en la puerta y tampoco poseían equipos de radio.

 

Asimismo, el pasado miércoles, en horas de la tarde, se realizó un operativo por el cual, a través de tareas de observación y espera y cruzamiento de datos los agentes municipales, se constituyeron en el domicilio de La Pampa 3099 donde se pudo constatar que se desarrollaba una remisería que funcionaba de forma ilegal procediendo a la clausura del inmueble utilizado como así también se secuestraron elementos que hacían a la actividad como teléfonos, planillas y dos vehículos que eran utilizados como remises ilegales.

 

El subsecretario de Control, Adrián Alveolite, manifestó que “estamos impulsando estos procedimientos con el objetivo de evitar la prestación de este tipo de servicios ilegales que agencias de remises sin habilitación y una serie de individuos particulares con sus vehículos facilitan generando no sólo una actividad prohibida con las lógicas consecuencias adversas para todos los que ejercen lícitamente esta actividad y profesión como taxistas y remiseros habilitados generando una marcada competencia desleal, sino lo que es mucho más grave aún que importa el riesgo para quienes toman estos servicios”.

 

Al mismo tiempo, Alveolite también recordó que “hace pocos meses se ha modificado la ordenanza que fija las sanciones imponiendo multas de $15.000 a cada vehículo que se detecte realizando este tipo de prestaciones por la gravedad que la acción implica para la seguridad pública y para los aspectos vinculados con la competencia desleal y las garantías que estos transportes deben procurar para sus pasajeros”.



Siguiente Noticia "Están llevando la situación del puerto a un callejón sin salida"

Noticia Anterior La UCIP celebró la nueva ordenanza que regula el uso de agroquímicos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario