El represor Juan Miguel Wolk fue recapturado a un año de fugarse de su casa de Mar del Plata, donde cumplía prisión domiciliaria en la causa por desaparición forzada de personas en el centro clandestino Pozo de Bánfield, del que fue jefe en 1976-79. Estaba en la misma ciudad de donde se había fugado.

 

Apodado “el Alemán” o “el Nazi”, el ex comisario Wolk, hoy de 77 años, se halla procesado por apropiación de niños, privación ilegal de libertad y tormentos sufridos por más de 300 víctimas de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar.

 

Considerado uno de los principales centros de detención, tortura y exterminio del circuito Camps, por el Pozo de Banfield pasaron estudiantes secuestrados en la Noche de los Lápices, actuó como apoyo del Plan Cóndor y en el mismo lugar fueron practicados numerosos partos clandestinos, seguidos de la apropiación de los bebés.

 

Su fuga se conoció en mayo de 2012, cuando la policía constató la ausencia del represor en su casa del barrio marplatense de Punta Mogotes, donde cumplía arresto domiciliario, pero la Corte Suprema bonaerense ya había revocado ese beneficio.

 

En los ’80, “el Nazi” había sido condenado a 25 años de prisión pero escapó al cumplimiento de la pena gracias a las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, años después declaradas inconstitucionales y nulas.

 

Cuando fue requerido por la justicia internacional, el gobierno de Fernando de la Rúa se negó al pedido de extradición del juez español Baltasar Garzón.

 

Fugados y recompensa

 

Recapturado Wolk, la justicia argentina continúa la búsqueda de los represores prófugos Teodoro Gauto, Ricardo Luis Von Kyaw, Néstor Ramón Buzzato, Alberto Candioti y Jorge Luis García, quienes deberían estar siendo juzgados por la comisión de delitos de lesa humanidad en la jurisdicción de La Plata.

 

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación ofrece una recompensa de 100.000 pesos a quienes ofrezcan “datos fehacientes que resulten determinantes para la captura” de los prófugos, recordó esta cartera en un comunicado.

 

“Cabe resaltar que la identidad del aportante (de tales datos) será mantenida en estricto secreto y podrán ser denunciantes miembros de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad”, añadió.

 

Quienes tengan la información requerida, deben comunicarse con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas ordenada por la Justicia al (011) 5300-4020, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

 

El Ministerio de Justicia brinda información adicional sobre el tema en su página en Internet www.jus.gov.ar



Siguiente Noticia Protesta de judiciales por falta de calefacción y suspenden paro

Noticia Anterior Reserva del Puerto: Greenpeace le exige al Senado que la declare provincial

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario