Así lo expresó el postulante al cargo y abogado marplatense Marcelo Pérez Peláez.

 

Tras haber presentado su candidatura para ocupar el cargo la semana pasada el postulante a la defensoría cargó duramente contra el sistema de elección que prevé un sistema cerrado de participación por parte de Colegios Profesionales, Organizaciones no Gubernamentales y las Asociaciones Vecinales de Fomento reconocidas por la Municipalidad que es validado por el voto del Concejo Deliberante.

 

En tal sentido, el abogado y comunicador expresó: “el sistema parte de un concepto muy limitado de lo que puede considerarse como pueblo y fomenta lo que comúnmente se conoce como rosqueo y transa política. Lo ideal sería que el electorado marplatense pudiera elegir en elecciones abiertas la figura de quien, según la propia ordenanza de creación, velará por la protección de los derechos de toda persona física o jurídica del partido con plena autoridad funcional y política sin recibir instrucciones de ninguna autoridad”.

 

“Si se obliga a cada uno de los candidatos a recorrer un camino de negociación con cada uno de los electores, para que después el propio Concejo Deliberante termine votando al Defensor del Pueblo, se impone la idea de que la política de las prebendas e intereses primará sobre las propuestas de ciudadanos honestos que no entran en el juego político”, agregó.

 

Las propuestas del aspirante parten de la premisa de poner en valor una institución fundamental para la preservación de los derechos de la ciudadanía a diez años de su creación.

 

“Es hora de modernizar la defensoría del pueblo y sus canales de participación; Lamentablemente, pese a que se han hecho acciones muy loables desde allí, calculo que 8 de cada 10 marplatenses desconoce para que sirve la institución y por ende no la utiliza”, remarcó.

 

Pérez Peláez también se refirió a que en Mar del Plata la defensoría debe trabajar en el tema de las personas que están en situación de calle y muy fuertemente en el de trata de personas.

 

“Los funcionarios no solamente deben ir a sacarse fotos a los prostíbulos céntricos como hecho de prensa cuando los cierran, sino que deben procurar que no vuelvan a abrir a la vuelta de la esquina y entender que el concepto de trata es más mucho más amplio: hay trata en muchos talleres textiles clandestinos en nuestros barrios que tienen como victimas a hombre, mujeres y niños. De eso también hay que ocuparse”, subrayó.

 

Otra preocupación del aspirante al cargo es la situación ambiental del partido. “Todavía hay una deuda enorme del estado en materia medioambiental. Producimos 700.000 kilos de basura diaria que quedan a cielo abierto, vertimos nuestros desechos cloacales a metros de la costa y vamos camino hacia un desastre si no tomamos medidas apropiadas”.

 

Finalmente el abogado expresó: “sé que mis declaraciones, de acá en adelante, van a resultar políticamente incorrectas y que mis contrincantes en la elección serán mucho más diplomáticos, pero el Defensor del Pueblo, si pretende ser eficaz, debería ser molesto e incisivo en su función. Me anticipan que la elección tiene candidatos `puestos´ por los partidos políticos (uno por AM, otro por el FPV y un tercero por la UCR), pero mi obligación como ciudadano es participar en la elección con propuestas y ponerme a disposición de todos los marplatenses que pretendo defender”.



Siguiente Noticia Francisco recibió al Padre Fosbery, fundador de FASTA

Noticia Anterior En medio de la crisis, marineros alcanzaron acuerdo salarial

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario