Porque no existe el olvido y es necesario dar lugar a nuevas reflexiones, vuelve Cajitas Chinas, una obra de teatro dirigida por Olgui Ortiz que se estrenó en 2011 en el marco del ciclo Teatro por la Identidad y plantea una visión de nuestra Argentina a futuro. La historia, que contempla el periodo de la última dictadura cívico-militar hasta una fecha posterior a la actual, pone como eje principal la búsqueda de la identidad orientada hacia las necesidades de una sociedad. La cita es este sábado 18 en el Centro Cultural Osvaldo Soriano (Sala B).

 

“La obra está situada en un futuro. Comprende el periodo de la Dictadura de 1976 hasta esa fecha del futuro, pasando por momentos concretos en ese dialogo sobre hechos y procesos históricos que nos marcaron a fuego”, explicó Juan Mathias, uno de sus protagonistas.

 

Además, contó que la escencia de la obra es la búsqueda de identidad no sólo desde la de una persona en particular, sino la de un pueblo que necesita de ésta para mantener la memoria sobre quienes ya no caminan entre nosotros. Más allá de ésto, el eje de la pieza guarda un secreto en el que radica el por qué del encuentro de los dos personajes. Un funcionario público y un guardia de seguridad del Ministerio.

 

Cuando se le preguntó a Juan Mathias sobre los reconocimientos a Cajitas Chinas, dijo que: “El primero fue el del público que no sale igual al ver la obra; luego recibimos un homenaje de la Casa de las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes y, además, consideramos un reconocimiento que Mate Amargo (una productora independiente) esté trabajando con nosotros para llevarla al cine”. Sin embargo, destacó que el más reconfortante es el de las personas que asisten a las funciones y el de los movimientos sociales.

 

En cuanto a la recepción por parte del público dijo que es excelente ya que la obra genera un viaje dentro de las emociones que van de la risa a la emoción y de la bronca a la ternura. “Es una obra polémica. Los personajes narran líneas que muchos quisieran no sean ciertas, pero la verdad es que es una ficción que pone el dilema sobre los que manejan los hilos de la historia”.

 

El protagonista de Cajitas Chinas aclara que para ellos es importante poder disfrutar de la obra por el solo hecho de ser una muestra artística y no una declaración política neta. Aunque sí plantea interrogantes de nuestro país en el futuro, y deja fuertemente marcada su posición sobre el recorrido que hacen los pueblos en la búsqueda de la verdad.

 

“La obra es simple. Son dos actores en un sólo acto. Simple desde la puesta, pero compleja desde nuestro lugar en el que peleamos por mantener la atención del público durante casi una hora. Con un excelente guión y una impecable dirección que logran grandes resultados”.

 

Y la pregunta final de esta entrevista fue: “¿Por qué Cajitas Chinas?” No van a encontrar la respuesta en esta nota. “Eso habría que preguntárselo a Carlos Torreiro que es el autor. Creemos los actores y la directora que Cajitas Chinas tiene el significado en el recorrido de la obra. Que es el camino andado de la historia reciente de nuestro país, con los condimentos que la hacen una obra picante”. Pero a la vez, es una obra que no pierde vigencia, que abre interrogantes y que mueve las estanterías y estructuras internas. “De esta “fantaciencia tragicómica” no te vas igual de como entraste a verla, te pasan cosas por dentro. Quizás habrá que ir a verla para saber por qué Cajitas chinas…”

 

Desde su estreno en Teatro por la Identidad en 2011, Cajitas Chinas, además de teatros marplatenses, recorrió los escenarios de Avellaneda, Capital Federal, Quilmes, Sarandi, y
participó del 3er Festival de Teatristas del Sur.

 

Ficha técnica
Con: Jorge Cirelli y Juan Mathias
Dirección: Olgui Ortiz
Autor: Carlos Torreiro



Siguiente Noticia Se realizó el 1º plenario de secretarios generales en la CGT

Noticia Anterior Designaron nuevo director provincial en el Teatro Auditorium

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario