A partir de un informe presentado por profesionales del Instituto Nacional de Colombia, Grupo Funcional Zoonosis de la Subdirección de Vigilancia y Control en Salud Pública, en el que confirmaron tres casos fatales del virus rábico variante 4 que corresponde al ciclo Murciélago-Felinos-Humanos, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires insiste en las consecuencias de la rabia humana y animal e insta a tomar medidas preventivas.

 

La rabia es una zoonosis viral, que puede afectar a mamíferos, tanto domésticos como silvestres, incluyendo al ser humano. Actualmente se conocen ocho variantes del virus de la rabia de las cuales la más común, en nuestro país y nivel mundial, es la rabia canina: el perro transmite el virus a los humanos.

 

La transmisión de la enfermedad ocurre principalmente por el contagio del virus rábico contenido en la saliva del animal infectado, principalmente por mordeduras y más raramente por rasguño o lamido de mucosas.

 

Los casos fatales confirmados en Colombia confirman la posibilidad del contagio de humanos con la variante 4 del virus, llamada “Variante Murciélago”, por lo que queda planteada la posibilidad de la transmisión de murciélagos a gatos y de estos al hombre, posibilidad de la cual se tenían datos registrados pero no casos que confirmen el ciclo de esta variante.

 

La particularidad de los casos expuestos, no implica un desentendimiento por parte de las instituciones que estudian la situación en la región, porque si bien no constituyen una regla en los casos habituales, quedan en evidencia los riesgos existentes asociados a la epidemiologia de la rabia. En este sentido, la vigilancia epidemiológica debe ser reforzada por las autoridades pertinentes.

 

En este sentido, el Colegio de Veterinarios afirma que se debe asegurar la vacunación y el control adecuado de los animales, concientizar a las poblaciones y recomienda estar alerta ante la aparición de murciélagos que puedan estar infectados con el virus.

 

Los Murciélagos son de hábito nocturno y forman colonias en casa abandonadas, tejados, tapa rollos de persianas, grietas en paredes, etc. Si se encuentra un murciélago volando de día, chocando con cualquier objeto o caído, es posible que este infectado por el virus de la rabia. En ese caso se debe evitar el contacto directo con el animal, este vivo o muerto, se debe cubrir con un recipiente (balde, olla, etc.) y se debe llevar a los centros de zoonosis de cada ciudad.

 

Es importante recordar que los perros y gatos deben ser vacunados anualmente para prevenir el contagio y la transmisión del virus y en caso de haber tenido contacto con un murciélago, se debe consultar inmediatamente con un veterinario.



Siguiente Noticia "Hay escuelas que están en un límite en materia edilicia"

Noticia Anterior Jueces de Necochea declarán "inconstitucional" la prisión perpetua

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario