El periodista Mariano Confalonieri es el autor del libro El Candidato – Vida Pública y Privada de Daniel Scioli, de editorial Planeta, el cual tuvo destacada repercusión en la reciente Feria Internacional del Libro.

 

En uno de sus capítulos se hace hincapié a la entrega concesiones de manera irregular y los negocios con amigos, en donde se destaca lo sucedido en Mar del Plata con el empresario Florencio Aldrey y la entrega del Hotel Provincial y el edificio de la Vieja Terminal.

 

El autor del libro reconoció que durante una entrevista con el Gobernador le preguntó por el empresario español y le respondió que `lo quiero como un segundo padre´, dejando en claro que le cuesta diferenciar la gestión con la amistad.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Confalonieri, quien fue redactor del diario Hoy de La Plata, luego pasó a Perfil y también fue columnista en C5N, señaló sentirse gratificado que después de varios meses de trabajo haber culminado su primer libro y que se encuentre en las librerías.

 

Sobre la impresión que le dejó la figura de Daniel Scioli, manifestó que “es un personaje que piensa la gestión en término de comunicación que no está pensando tanto en lo que hace falta para resolver equis problema sino cómo queda parado ante los medios”.

 

“Un ejemplo fue el caso de Carolina Píparo donde eligió en su momento recibirla así como sucedió con la madre de Candela, y quedar parado como que había puesto la cara ante un hecho adverso, lo que para algún politico podría ser negativo, a Scioli le va bien porque genera cierta empatía en mucha gente al no ser un hombre de la política sino que proviene de un ámbito ajeno como el deporte”, agregó.

 

En tal sentido, Confalonieri resaltó que su estrategia de comunicación es bastante buena porque la gente no termina de identificarlo con que él tiene responsabilidad en esos hechos, “por eso digo que piensa la gestión en términos de comunicación y propaganda y se calcula que invierte alrededor de dos mil millones de pesos anuales en publicitar su imagen y mejorarla“.

 

Además, su escasa confrontación con otros políticos o sobre temas polémicos le permite mantener su imagen alta, “porque en un momento del país donde a mucha gente le molesta la confrontación que promueve el kircherismo él queda como un candidato moderado y le permite estar bien en las encuestas, aunque en términos de gestión es bastante mala donde el 93 por ciento del dinero del presupuesto de la Provincia va a gastos corrientes y arrastra un déficit que para este año ascenderá a los 20 mil millones de pesos”.

 

El periodista consignó que Scioli es un gobernador que está muy limitado para poder gestionar la provincia “depende casi exclusivamente que la nación o bien le de dinero o lo autorice a endeudarse y aunque suene un tanto paradójico es uno de los principales candidatos presidenciales”.

 

Más adelante, se refirió a un capítulo del libro que es “Capitalismo de amigos” donde se detallan todos los negocios que tiene con personas que son sus amigos o bien empresarios muy cercanos a él.

 

En el caso de Mar del Plata con Florencio Aldrey se cuentan varios negociados y en ese sentido es interesante ver como una persona que no viene de la política que se supone que no tiene los vicios de la vieja política termina aplicando las mismas actitudes”, declaró.

 

Confalonieri explicó que “la investigación me llevó a Mar del Plata y esta relación tan especial con el empresario español, el cual es muy amigo de la familia de Scioli, en especial del padre del Gobernador, que también se convirtió en un amigo personal de Florencio Aldrey y así fue como le terminó adjudicando el Hotel Provincial y el edificio de la vieja terminal“.

 

“En este caso el poder que el empresario ejerce sobre Scioli es muy importante y hay una anécdota en el comienzo del libro sobre una reunión en el hotel Hermitage convocada por Scioli donde asistió el intendente Gustavo Pulti, Aldrey y los empresarios del Grupo Roig, que estaban interesados en la vieja Terminal y en un momento dado Aldrey echa a Scioli y a Pulti de la sala, y ahí quedó sellado el destino de ese edificio, ya que el grupo valenciano terminó desistiendo de competir porque detectó que las reglas de juego no eran pareja para todos”.

 

El autor del libro reconoció que durante una entrevista con el Gobernador le preguntó por el empresario español y le respondió que `lo quiero como un segundo padre´, dejando en claro que le cuesta diferenciar la gestión con la amistad.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia Fernando Rizzi se postula a Defensor del Pueblo

Noticia Anterior “Cuando la gente pide respuestas hay que dárselas"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario