Los armadores agrupados en la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera le solicitaron por nota al ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, Norberto Yauhar, que declare la emergencia económica de ese estrato de flota.

 

El pedido están sustentado por el aumento de los insumos básicos: combustible, artes de pesca, hielo, cajones, estiba y víveres. Esto, según argumentan, combinado con la fuerte caída de los precios de venta que experimenta el pescado, torna inviable la actividad.

 

Desde el sector aseguran que los tradicionales barcos amarillos de Mar del Plata podrían quedar inmovilizados y generar una crisis social, si tanto el Gobierno nacional como provincial no disponen de medidas para auxiliarlos.

 

“Nosotros queremos trabajar. Esta flota siempre se caracterizó por seguir adelante aún en condiciones adversas; pero lo cierto es que hoy no podemos con los gastos. Estamos con un ahogo económico que nos impide armar los buques para salir”, explicó el gerente de la Asociación, Mariano Retrivi.

 

Días atrás, el gasoil sufrió una suba del 12 por ciento y los servicios de estibaje (descarga de cajones), un incremento del 20 por ciento, agudizando la problemática.

 

La situación fue analizada durante una reunión a la que asistieron los socios de la entidad, que reúne a unas 65 embarcaciones de entre 15 y 27 metros de eslora (largo); la mayoría de ellas con asiento en el puerto local.

 

“En el encuentro decidimos enviarle un documento a Yauhar para explicarle la dificultades particulares que tiene la flota costera, hoy en una situación de quebranto. Si bien sabemos que las autoridades están trabajando en el tema, necesitamos respuestas con urgencia”, señaló Retrivi.

 

En el mismo sentido, apuntó: “Los armadores no podremos recibir los créditos recientemente anunciados, ya que no calificamos para los bancos, así como tampoco podremos comprar gasoil a precio mayorista debido al altísimo costo que nos cotizó el distribuidor de YPF”.

 

Los costeros reclaman ahora que junto a la declaración de emergencia, el Estado otorgue subsidios para la compra del combustible, acceso a los programas Repro para el personal embarcado y postergue el pago de aranceles de extracción y de uso de muelles.

 

Además, requieren que se suspendan los derechos de exportación para todas las especies que componen el variado costero capturado en la Zona Común de Pesca Argentino Uruguaya para estar en igualdad de condiciones con el país vecino y que se implemente un tipo de cambio preferencial para las exportaciones de elaborados en tierra.

 

De esa manera, entienden, se contribuirá a la continuidad operativa de la flota y, como consecuencia, a sostener los miles de puestos de trabajo que directa e indirectamente generan.



Siguiente Noticia En el Interzonal faltan insumos y no funciona el Botón Antipánico

Noticia Anterior Por la protesta estudiantil, el Consejo Escolar permanecerá cerrado

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario