El final del congreso organizado por la Federación de Acopiadores estuvo dedicado a discutir lo que pasará con los precios, rendimientos, costos y resultados de la campaña que se viene. Durante sus 2 jornadas, el encuentro llevado a cabo en el Hotel Sheraton de Mar del Plata convocó a más de 1100 asistentes.

 

“Lo que los productores hagan o dejen de hacer, siempre responde a una visión explícita o implícita sobre la evolución de los precios”, dijo sobre el final del congreso A Todo Trigo 2013 el asesor general de la Federación de Acopiadores Raúl Dente, para sentar las bases de un debate que giró en torno al presente y futuro del cereal en la Argentina.

 

La actividad que reunió a Jorge González Montaner (asesor privado), Enrique Erize (Nóvitas), Javier Buján (Bolsa de Cereales) y Gustavo López (Agritrend), fue el corolario de un encuentro de dos días en el Hotel Sheraton de Mar del Plata, con una asistencia de 1100 personas, cuyo objetivo fue tratar las problemáticas más urgentes para el trigo y los cultivos de invierno, tanto desde el plano técnico como de mercado.

 

El debate estuvo centrado en la discusión sobre el precio futuro del trigo que podrán tomar los productores, y en consecuencia, lo que puede esperarse sobre la intención de siembra.

 

Mientras que López, apoyándose en las recientes cifras aportadas por el USDA opinó que la recomposición de stocks, tanto en trigo, como en soja, forrajes y otros cultivos, configura una “situación de importante sobreoferta”.

 

Considerando esto, y el precio del trigo ruso, apuntó que el trigo argentino tendrá un precio de 170 dólares tras todas las deducciones. Como conclusión, sostuvo que “no pienso que vaya a ver mayores cambios. Habrá un leve crecimiento, de 500 o 600 mil hectáreas, un 10 a 20%, una cifra mediocre”.

 

Erize, por su parte, opinó que, teniendo en cuenta que Estados Unidos es el que manda en el mercado de trigo –los precios del mundo siguen a los de Kansas, sostuvo– y en tanto las estimaciones del USDA proyectan una súper cosecha que no será tal, los productores argentinos pueden esperar precios del orden de los 195 dólares, lo que haría más atractiva la siembra.

 

Sin embargo, advirtió que “tenemos 8 meses para convencer al gobierno de los errores que comete y de que tenemos que exportarle a Brasil cuando necesita el trigo, es decir, en abril”.

 

Además, agregó que “Brasil quiere que Argentina sea su proveedor, no quiere ir a buscar trigo a Rusia o Estados Unidos, pero si la cosa sigue así, va a cerrar trato con otro proveedor, y nos perderíamos el mercado del segundo importador mundial de trigo”.

 

Buján coincidió con esos valores, y brindó una recomendación para los productores: “creo que el precio estará en el orden de los 190 o 200 dólares, y creo que yo tomaría cobertura, lo que no significa vender”.

 

Por su parte, González Montaner aportó su visión sobre la producción de materiales de calidad: “Hay que apostar a hacer lo que falta, no lo que sobra. Calidad siempre falta, por lo que tenemos que analizar qué se puede hacer en cada zona, cuidando la calidad en la medida de lo posible”, señaló; aunque también advirtió que “tampoco es bueno jugarse a hacer todo de calidad, porque después, como el año pasado, viene fusarium y se pierde todo”.

 

Fuente: www.atodotrigo.com.ar



Siguiente Noticia Podrán recuperar motos secuestradas por 800 pesos

Noticia Anterior A bordo del “Sobral” recordaron a sus héroes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario