El obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino presidió este jueves la misa con motivo del Día del Trabajador, en la Iglesia Catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

 

El oficio religioso fue impulsado por la Diócesis junto con la CGT Regional y la UCIP con el objetivo de homenajear a los trabajadores reuniendo a los distintos sectores de la sociedad.

 

Entre los presentes estuvo el intendente municipal Gustavo Pulti, el secretario de la Confederación General del Trabajo Mar del Plata, Pedro Fernández, el delegado del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, José San Martín, el presidente de la Unión, el Comercio, la Industria y la Producción (UCIP), Raúl Lamachia, entre otros.

 

“Para mí es una satisfacción poder estar juntos en la casa de Dios. Convocados por el Padre común, en torno a la mesa nos sentimos más hermanos y eso nos da fuerza para seguir siempre intentando actitudes positivas, constructivas, acercando a soluciones. Esto tiene un gran valor, y nos llena de alegría ver que responden con prontitud”, remarcó Monseñor Marino.



Siguiente Noticia Buscan reunir 200 guitarras para homenajear al Himno Nacional Argentino

Noticia Anterior Jornada “Más Cristina es más Patria” en el skate park

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario