El entrenador Sergio Hernández tuvo su merecida despedida de toda la gente de Peñarol. Luego de 6 años de éxitos, el MicroEstadio Domingo Robles se colmó de gente para darle el “hasta luego”. Una tarde/noche de mucha emoción para el básquet de Mar del Plata.

 

Luego de 6 años y 10 títulos al mando del equipo profesional de Peñarol de Mar del Plata que compite en la Liga Nacional de Básquet, Sergio Hernández se despidió en el mismo lugar en el cual fue recibido allá en 2007. Aunque la cancha era otra totalmente distinta, el espacio físico y la mística era la misma.

 

Cerca de 1000 personas colmaron el MicroEstadio Domingo Robles que recibió a las 19.15 la entrada triunfal del Entrenador que antes fue abordado por un grupo de hinchas que lo obligó a detenerse en la calle a saludar.

 

La Conferencia de Prensa duró alrededor de 1 hora donde Hernández respondió a todas las consultas hechas por la Prensa marplatense. Se le otorgó varios presentes, entre ellos una camiseta con su nombre y la inscripción (6 años de Gloria), un anillo y un cuadro con una texto que reflejaba su legado en el Club.

 

Algunas frases que dejó la Conferencia de Hernández:

 

“No me imagino en otro equipo, va ser muy difícil sacarme la camiseta de Peñarol”, ante la consulta de por que se va y que es lo que va a hacer.

 

“Nunca había tomado una decisión así, de una pausa. Empecé a entrenar en el año 79 y no recuerdo haber estado fuera de mi profesión de técnico. No sé lo que es parar. Pero ahora sé que es un buen momento para hacerlo y llevar adelante algunos proyectos que tengo postergados”

 

“Tienen un Presidente que vale oro, cuando el desea algo pelea por eso pero siempre cuidando el Club”, dijo sobre Domingo Robles.

 

“Agradezco a Domingo Robles y a todos los que conforman esta loca familia de Peñarol. Cuando llegué pensé que era una persona optimista, pero cuando lo conocí a él me di cuenta que era el 10%. Es el mejor presidente de un club que conocí en mi vida. Le agradezco como me trató a mí y a mi familia”

 

“Si metes un tiro podes hacer feliz a la mitad de Mar del Plata mas 1. Y si no entra, esos mismos pueden llorar”.

 

“Estos jugadores saben que prefiero perder con ellos a ganar con otros” dijo señalando a todo sus jugadores presentes en la primera fila de su despedida.

 

“Uno siempre quiere estar en un equipo asi, hecho por su gente. La gente es la que te lleva a querer mas”

 

“A partir de hoy tengo que decir que Peñarol es mi casa”

 

“Un club es su gente, no su estadio. Peñarol tiene un potencial de público como pocas veces vi en básquet. Yo no era hincha de Peñarol, pero me llevaron a esto”.

 

Ante la consulta sobre su sucesor y los rumores: “Yo no soy quien para decir quien debe dirigir a Peñarol, pero el Tulo Rivero tiene una gran relación con el Plantel”.

 

Por: Francisco Giovanoni



Siguiente Noticia El GEN definió los precandidatos a concejales

Noticia Anterior Arroyo reclamó por el estado del Jardín Municipal Nº2

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario