El obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, junto a Pedro Fernández, titular de la CGT regional Mar del Plata y Blas Taladrid, secretario de UCIP, brindaron detalles de la misa que se realizará este jueves 9 de mayo a las 18 en la Iglesia Catedral, con motivo del día del trabajador. Esta iniciativa, busca homenajear a los trabajadores reuniendo a los distintos sectores de la sociedad.

 

El representante de la Iglesia reflejó su satisfacción de poder tomar iniciativas de este tipo, “primero dialogando con los distintos sectores, como lo hemos hecho, a fin de que pueda estar más informado, para mí es una preocupación todo lo relativo al trabajo del cual viven las familias”.

 

“Además de hablar con los representantes de los sindicatos y del mundo empresarial, es un gran gusto poder tomar esta iniciativa de realizar esta eucaristía. Como lo he dicho siempre, la Iglesia no tiene soluciones técnicas, pero tiene principios valores, que quiere transmitir; cuando se interiorizan estos valores y principios, entonces el diálogo entre las distintas partes se vuelve posible, más fluido”, dijo el Obispo de Mar del Plata a los presentes.

 

A su turno, Fernández señaló que “en Mar del Plata hemos dado un ejemplo de madurez, siempre buscando la salida a través del diálogo. Reafirmando lo que decían me parece importantísimo, desde el sector de los trabajadores, queremos que a los empresarios les vaya bien, mientras que les vaya bien nosotros podremos pedir mejores condiciones de trabajo, mejoras salariales, y poder asistir a esta misa convocada por la Iglesia, que es la Casa de Dios, creo que es reafirmar que lo que decimos no lo hacemos de la boca para afuera sino que lo concretamos en hechos” destacó el titular de la CGT.

 

Por su parte Blas Taladrid, coincidió considerando como importante esta iniciativa, “este nuevo ciclo, que se inauguró el año pasado con la misa del día del trabajo, está cargado de un simbolismo muy grande porque ha reunido a todos los sectores. Esto ya ha tenido esfuerzos de trabajo común, como a finales del año pasado trabajando por situaciones superadoras, como el corrimiento del inicio clases que perjudicaba a Mar del Plata en su conjunto y también haber trabajado, junto a la CGT para pedir medidas de mayor seguridad. Todo esto es bueno, este diálogo que antes no era tan fluido, ahora tiene una visión superadora”.

 

Finalmente el Obispo concluyó reiterando la invitación a todos para la misa del jueves, “adelante, ya les he dicho que el Obispado tendrá siempre las puertas abiertas para recibirlos, escucharlos, la Iglesia no interviene de manera directa, no es un sector más pero sí es esta instancia que quiere tener audiencia, llegada de todos los sectores para facilitar el diálogo, la concordia y de eso se benefician todos, empezando por los que están más abajo en la escala social”.



Siguiente Noticia Alvarado goleó y pasó de ronda

Noticia Anterior Estrenos nacionales en las pantallas marplatenses

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario