El Bloque de la UCR presentó, en conjunto con otros bloques políticos, un proyecto de resolución para acompañar y respaldar a la comunidad terapéutica Inti Huasi ante el reclamo del Ministerio de Salud provincial para la redefinición de los conceptos de rehabilitación sanitaria que han generado el fallo del Juzgado de Familia 4 de La Plata, poniendo en riesgo la permanencia de los pacientes como así también la continuidad laboral de sus empleados y profesionales.

 

El fallo determinó la prohibición de ingreso de nuevos pacientes a la comunidad terapéutica Inti Huasi a raíz de una inspección sanitaria del área de fiscalización sanitaria de la cartera provincial, la que podría dejar en la calle a más de 50 pacientes sin ningún tipo de atención.

 

En una reunión que se desarrolló en el despacho del presidente del Concejo Deliberante, doctor Ariel Ciano, los concejales Vilma Baragiola, Eduardo Abud, Verónica Beresiarte, Fernando Maraude, Fernando Arroyo, junto al defensor adjunto del Pueblo, Cristian Azcona, recibieron a Fabian Messina, presidente de la “Posada del Inti”, quien detalló que la magistrada solicitó que el lugar cuente con 17 plazas, “es decir, 17 camas en lugar de cuchetas”, como tienen en la actualidad.

 

“Por ese motivo, ordenó que no ingresen más pacientes y unas 50 personas quedarían en la calle, sin ningún tipo de atención, con todo lo que eso implica”, explicó el directivo.

 

El mencionado fallo generó una movilización y asamblea el pasado martes del centro de asistencia y prevención de trastornos psicofísicos y sociales con el objeto de defender su labor y analizar los pasos a seguir.

 

La actual resolución del juzgado determina la prohibición de nuevos pacientes a esa comunidad terapéutica ante la existencia de camas cuchetas las cuales no están permitidas por la nueva legislación de salud mental.

 

Desde la institución se explicó que la ley habla de contar con 15 metros cúbicos por persona por clínica, pero en la comunidad terapéutica el hecho de que haya más gente en la habitación permite conocer al que está al lado y generar vínculos.

 

Por esto, la comunidad ha generado un petitorio que ya cuenta con más de 340 firmas para que el Ministerio de Salud redefinan los conceptos de habilitación sanitaria dado que no hay diferencia entere las características de una clínica de alta complejidad (psiquiátrico) y una comunidad terapéutica, cuando en realidad la lógica de trabajo es diferente.

 

A raíz de la movilización y asamblea se conformó una comisión de padres que acompañarán a los titulares del centro de internación. Cabe recordar que la mencionada Posada tiene once años de existencia, además de ser la única comunidad terapéutica de estas características y absorben más del 80% de la población con adicciones de la región.



Siguiente Noticia Acuerdan un plan para fomentar emprendimientos productivos

Noticia Anterior Docentes privados se reunieron con Junta Católica por días descontados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario