Mariano Bizzo vive en Irlanda del Norte donde se desempeña en tareas de Seguridad. Hace algunas semanas vino de vacaciones a visitar a su hija y su familia que viven en el barrio Las Lilas.

 

Sin embargo, en la tarde del lunes sufrieron en carne propia la inseguridad reinante en la ciudad.

 

Dos delincuentes armados se hicieron pasar por clientes e ingresaron al comercio que se ubica delante de la casa en la calle David Ortega al 2700.

 

Una vez en el interior redujeron al dueño de casa y lo obligaron a dirigirse hacia la vivienda donde se encontraba su esposa y su pequeña hija.

 

El hombre, al escuchar los gritos y las amenazas de los malvivientes de matar a la beba, agarró una escopeta que había en la casa e irrumpió en escena.

 

Disparó contra uno de los delincuentes pero la bala no salió y se produjo un forcejeo con los sujetos, que permitió que madre e hija salieran a la terraza y solicitaran ayuda a los vecinos.

 

Durante el forcejeo, el hombre de 46 años recibió un disparo en la zona lumbar y su yerno también resultó herido, pero no de gravedad.

 

Los delincuentes se dieron a la fuga y luego de comprobar que su hija y su nieta se encontraban bien, fueron trasladados al Hospital Interzonal.



Siguiente Noticia Una veintena de pingüinos regresaron a su hábitat

Noticia Anterior Más de 500 motos secuestradas en lo que va del año

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario