El intendente Gustavo Pulti mantuvo una reunión con autoridades del INTA donde se evaluaron las modificaciones a la Ordenanza que regula el uso de agroquímicos.

 

El municipio plantea puntos de alto riesgo sanitario y ambiental donde estará prohibido el uso de agroquímicos.

 

Desde el organismo nacional reconocieron el desafío que se viene por delante y que los marplatenses lo vean como algo positivo, pasando de una zona de conflicto a una zona de oportunidad de trabajo y empleo.

 

Además del jefe comunal, de la reunión participaron el director del INTA Balcarce, Enrique Miguel Viviani Rossi, y el asistente del Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA, Eduardo Cuagñolo.

 

Al término de la reunión, la subsecretaria de Desarrollo Productivo, Jorgelina Porta, explicó que “las modificaciones fuertes que plantea la ordenanza, son contextualizar el uso de agroquímicos como una tecnología más utilizada en la producción agropecuaria, y luego se vuelve a retomar la idea de ordenar territorialmente las franjas en relación a los riesgos sanitarios, ambientales, que derivan del uso de agroquímicos”.

 

Asimismo, Porta indicó que “además se van poniendo pautas, en principio en todo el Partido de General Pueyrredon, y luego en una primera franja de 1000 metros, donde entendemos que hay una interfase entre lo rural y urbano”.

 

La funcionaria afirmó que “se marcará una franja de amortiguamiento de producción agroecológica, donde también se plantea en relación a los riesgos, una determinada propuesta tecnológica que va adecuada con el espacio territorial”, y agregó que “también se plantean puntos de alto riesgo sanitario y ambiental, que tienen una utilización particular en este caso de prohibición de uso”.

 

Más adelante, la subsecretaria de Desarrollo Productivo indicó que “se armó una comisión plenamente técnica, en la cual participaron: el Municipio, como parte convocante de la misma, representantes del sector privado, representantes técnicos de organizaciones de productores del sector, SENASA, Ministerio de Asuntos Agrarios, INTA”.

 

Por su parte, Gustavo Tito expresó que “este ejemplo de Mar del Plata nos ha hecho reflexionar sobre problemas del periurbano y la producción y las externalidades ambientales, a tal punto que desde la zona sur de Buenos aires del INTA hemos elaborado un documento que, en base a esta experiencia y a otras, nos va a servir para seguir pensando como hacer un ordenamiento territorial de las zonas del perurbano y mantener la producción y al mismo tiempo que llegar a una armonía con el tema de la salud y que el municipio esté regulando el territorio”.

 

En ese sentido, el representante del INTA enfatizó que “tenemos un desafío muy grande a partir de esta ordenanza, que es trabajar con investigaciones para dar nuevas tecnologías que vayan hacia una nueva aplicación y mas racional uso de agroquímicos, transiciones agro ecológicas, y haya mas opciones para ir viendo y probando, buscar mercados donde estos productos puedan ofrecerse, de tal manera que se produzcan alimentos para Mar del Plata, y que los marplatenses lo vean como algo positivo, pasando de una zona de conflicto a una zona de oportunidad de trabajo y empleo”.



Siguiente Noticia Nueva edición del proyecto educativo “¿Nos lavamos las manos?”

Noticia Anterior Más de un centenar de inmuebles intervenidos por funcionar como privados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario