El diputado provincial Alfredo Lazzeretti (PS – FAP), se reunió con algunos referentes del Frente Gremial del Partido Socialista de Mar del Plata, para presentar un Proyecto de Ley que prohíbe la apertura de establecimientos comerciales de venta de bienes y/o de servicios en el territorio de la provincia de Buenos Aires, todos los días domingos.

 

El objetivo del encuentro fue discutir sobre la propuesta y generar un documento final con aportes de la organización.

 

En vísperas del 1º de Mayo, el legislador marplatense indicó que resulta fundamental conmemorar los motivos de esa fecha tan trascendente para los trabajadores en particular y para toda la Sociedad.

 

“Entendemos que la mejor acción en tal sentido es priorizar los derechos de los trabajadores, sin concebir al trabajo como una mercancía. Recuperar el domingo para el descanso de los trabajadores, para el encuentro con sus seres queridos, sus amistades, resultará un avance importante”, agregó.

 

Al respecto, Lazzeretti manifestó que “la búsqueda de rentabilidad y las ganancias de algunos sectores comerciales en un contexto signado por la competencia, muchas veces desleal, ha llevado a un sojuzgamiento mayor de los trabajadores. En este escenario es preciso intervenir para morigerar esas tendencias y por ello se trata de reinstaurar en forma parcial el descanso dominical en tanto derecho adquirido.”

 

El diputado del Frente Amplio Progresista insistió: “El trabajador debe ser contemplado por la normativa y las políticas públicas como un sujeto de derecho y vinculado socialmente, cuyo bienestar no se limita al percibimiento de una remuneración digna y aportes a la seguridad social. La ley provincial 13566 estableció la total libertad de horario en manos de los propietarios de los establecimientos. Nosotros, con esta medida queremos restringir esa facultad, con el objetivo de beneficiar a los empleados y trabajadores”.

 

La iniciativa legislativa, excluye de la limitación a los establecimientos ubicados en las estaciones terminales de cualquier medio de transporte; la recepción, distribución y venta de diarios, periódicos y revistas; los establecimientos que presten servicios velatorios y de sepelio; aquellos que presten servicios esenciales tales como de salud, transporte, hotelería, farmacias, telecomunicaciones y venta de combustibles.

 

Tampoco alcanzan la medida, los establecimientos de venta de pan, pastelería y repostería, comidas preparadas, restaurantes, bares, florerías; aquellos destinados a esparcimiento tales como teatros, cines, juegos infantiles, etc.

 

Además, quedan excluidos, todos los establecimientos comerciales ubicados en zonas turísticas en los meses de sus temporadas altas respectivas y durante los fines de semana largos, determinados por la autoridad de aplicación en la materia y los establecimientos comerciales que no superen los 100 metros cuadrados.

 

Por último, señaló: “Los establecimientos de hasta 100 m2, en general de conformación familiar, también se verán beneficiados, ya que el proyecto los exceptúa de la prohibición para permitir que puedan atender como es tradicional hasta el mediodía del domingo, sin competir con comercios medianos y supermercados, por lo cual podría esperarse como consecuencia, una transferencia de beneficios a favor de los pequeños comerciantes barriales.”



Siguiente Noticia Solicitan limpieza y desratización en zona de la Ferroautomotora

Noticia Anterior Un fallo judicial pone en riesgo a un centro de atención a las adicciones

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario