Un hombre de 68 años padeció el pasado fin de semana un dramático episodio de inseguridad en su finca de Sierra de los Padres.

 

Cuatro delincuentes armados sorprendieron a la víctima cuando se aprestaba a sacar la basura, lo obligaron a ingresar a la finca ubicada sobre el acceso principal al barrio, lo redujeron y le taparon la cabeza.

 

Los malvivientes se alzaron con 200 pesos y algunas prendas de vestir del dueño de casa y cuando parecía que el asalto iba a concluir se desató una pesadilla para la víctima.

 

De acuerdo al testimonio del hombre que radicó la denuncia en el destacamento policial de la zona, los delincuentes abusaron sexualmente de él, metiéndole una zanahoria en el ano.

 

Intervino el fiscal Juan Pablo Lódola y la causa fue caratulada “Robo y abuso sexual”.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: