Con Claudio Balsano y Diego Montina al frente del plantel, entrenó este miércoles Unión en Villa Marista.

 

Tras la salida de Alberto Fanesi y Antonio Mércuri, ya se trabajó en el partido del domingo a las 15,30 en Lincoln con Rivadavia y su consecuente revancha una semana luego en el Minella.

 

Directivos unionistas concurrieron al lugar para presentar a quienes encararán esta etapa. Y pidieron todo el esfuerzo a los jugadores para que lo quede del torneo, sea uno o dos cruces de play off o la final por el segundo ascenso.

 

Los jugadores realizaron, ya en instancia de entrenamiento, un trabajo de potencia junto al profe Emiliano Costa y luego uno de espacios reducidos junto a Balsano y Montina, coordinador del fútbol menor de Unión.

 

Este jueves realizarán fútbol mientras se aguarda el fallo del tribunal de disciplina por la expulsión de Matías Zbrun, del domingo.

 

“Los vi muy bien a los jugadores. Les pedimos el último esfuerzo porque sabemos el potencial que hay para encarar esto que queda”, dijo Balsano luego del entrenamiento.

 

El viaje está previsto para el viernes a las 23,30 desde la sede del club rumbo a Junín, para esperar allí el partido en Lincoln.



Siguiente Noticia OSSE reparará una cañería en 3 de Febrero esquina Córdoba

Noticia Anterior "El oficialismo local es cómplice del avasallamiento de la justicia"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario