El operador inmobiliario Alejandro Acámpora reconoció que a partir de noviembre de 2011 cuando se impuso el cepo a las divisas, uno de los rubros más afectados ha sido el inmobiliario.

 

Aunque aclaró que la actividad no se ha paralizado por completo, reconoció que muchas propiedades se volcaron al mercado de los alquileres, donde la demanda ha crecido al igual que la oferta.

 

En tal sentido, aconsejó cuidar al inquilino que cumple y “congelar” los precios por los próximos seis meses, ya que “local que se desocupa cuesta mucho alquilarlo”.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el reconocido martillero de Mar del Plata se refirió a la situación que está atravesando el sector, luego de comprobarse durante el primer trimestre del año una caída en las operaciones.

 

“En un primer momento no se sintió tanto porque quienes se acercaban a comprar venían con los dólares, poco a poco se fue terminando ese ahorro y cada vez cuesta más conseguir y los propietarios, en su gran mayoría, siguen dependiendo de cobrar en dólares lo que en su momento compraron con esa moneda y con estas medidas del gobierno nos está restringiendo cada vez más las operaciones”, explicó.

 

Alejandro Acámpora confesó que lo que se observó en este primer trimestre “no hace otra cosa que profundizar la caída y como perspectiva para este año no se visualiza en el horizonte que sea halagüeño“.

 

El operador inmobiliario aclaró que el mercado no está totalmente parado, sino que está muy disminuido el movimiento y están haciendo operaciones quienes siguen tratando o pueden juntar plata.

 

Con respecto al impacto que este panorama está teniendo en el mercado de los alquileres, Acámpora manifestó que muchos propietarios, ante la incertidumbre económica, retiraron su inmueble de la venta y volcaron su oferta a ese segmento.

 

“Sin embargo, esta mayor oferta contrasta con una mayor demanda, habida cuenta que se está haciendo imposible calificar para acceder a un crédito para una primera vivienda, con lo cual los valores no han ido a la baja y en algunos casos se mantienen los ajustes interanuales del 20 o 25 por ciento“, explicó.

 

Acámpora comentó que hay casos de propietarios que decidieron volcarlo al mercado de 24 meses porque entienden que las medidas llegaron para quedarse y al menos por dos años no habrá cambios, “otros intentaron tener suerte en el verano donde ya sabemos lo que fue la temporada y la tendencia que se viene dando en los últimos años con periodos muy cortos, con lo cual el resultado no es gravitante como para estar urgido de ofrecerlo en alquiler para conseguir una diferencia, en el mejor de los casos estaría cubriendo los gastos de mantenimiento del año”.

 

Ante este panorama, reconoció que en las administraciones que manejan contratos de alquiler de locales “estamos teniendo cada vez más trabajo en cuanto a lo que es la conversación con los propietarios o entre propietarios e inquilinos”.

 

Hoy el mejor consejo es que si tiene un inquilino que le ha ido cumpliendo, le está pagando regularmente, y si bien no está pagando los valores por lo que supuestamente puede valer, es tratar de mantenerlo y que no se le vaya, tratar de congelar seis meses el precio y ver lo que pasa en el futuro, hoy local que se desocupa cuesta muchísimo alquilarlo y lo mismo pasa con un departamento, saquemos los centros comerciales o las zonas top, fuera de eso está costando muchísimo”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia El Juzgado Municipal de Faltas Nº 4 funciona en nuevo local

Noticia Anterior Habrá cuatro días sin clases por paro docente

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario