La operatoria inmobiliaria en territorio bonaerense sufrió una nueva retracción durante marzo: 25,6 por ciento, en comparación con el mismo mes del año anterior. Las cifras acumuladas durante el primer trimestre de 2013 arrojan una caída del 27 por ciento.

 

El notario Jorge Mateo, presidente del Colegio de Escribanos bonaerense sostuvo que las cifras son elocuentes: en términos estadísticos, se ha resignado un cuarto del mercado.

 

Mientras que en las escribanías se vive una realidad todavía más cruda, ya que las estadísticas incluyen escrituraciones tramitadas con años de anterioridad. “Si restamos estas operaciones, la caída rondaría el 40 por ciento“, resaltó.

 

Según el informe elaborado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la compraventa inmobiliaria en territorio bonaerense sufrió una nueva retracción: esta vez, la caída en la relación interanual fue del 25,6 por ciento, al registrarse 7.860 operaciones inmobiliarias durante marzo de 2013, contra las 10.558 relevadas durante el mismo mes de 2012.

 

El acumulado interanual se retrotrajo un 27 por ciento. Durante el primer trimestre de 2013 se relevaron 15.625 operaciones, contra las 21.355 registradas durante el mismo período de 2012. Los montos operados en los tres primeros meses de 2013 arrojan una caída del 25 por ciento, lo que marca un descenso de más de 1.364 millones de pesos.

 

El mercado inmobiliario acumula 12 meses de caída ininterrumpida”, señaló el notario Jorge Mateo, Presidente del Colegio de Escribanos bonaerense.

 

“Las cifras de marzo son elocuentes: en términos estadísticos, se ha resignado un cuarto del mercado. Pero en las escribanías se vive una realidad todavía más cruda, ya que las estadísticas incluyen escrituraciones tramitadas con años de anterioridad. Si restamos estas operaciones, la caída rondaría el 40 por ciento”.

 

“Desde abril del año pasado, en relación al período abril 2011 – marzo 2012, el mercado inmobiliario se retrotrajo más de 4 mil millones de pesos, y se registraron 24 mil operaciones menos”, agregó Mateo.

 

Los datos de la relación intermensual deben ser tomados con pinzas. Aunque se haya registrado un crecimiento substancial, superior al 68 por ciento, esta cifra no da cuenta de la realidad del sector. Marzo es un mes en el que se cierran las operaciones inmobiliarias postergadas durante enero y febrero. La suba en términos porcentuales es importante, pero lo cierto es que estamos un 25 por ciento por debajo de los números del año pasado”, subrayó el titular del Colegio notarial bonaerense.

 

El primer trimestre de 2013 arrojó cifras preocupantes, que apuntalan la tendencia decreciente del sector. En este período, la cantidad de escrituras disminuyó un 27 por ciento, y los montos operados cayeron un 25 por ciento. Todo indicaría que las pautas cambiarias vinieron para quedarse, y para que el mercado asimile las nuevas condiciones aún falta mucho tiempo. Un cambio cultural de esa naturaleza no se consigue rápidamente”, concluyó el notario Jorge Mateo.



Siguiente Noticia La Iglesia de Mar del Plata reunió más de $250.000 para damnificados de La Plata

Noticia Anterior La Expo Caridad dio a conocer obras a favor de los más necesitados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario