Profesionales del hospital provincial materno infantil “Vittorio Tetamanti” de Mar del Plata realizaron el primer implante coclear en la historia del establecimiento a una niña de 3 años que padecía hipoacusia profunda en los dos oídos.

 

Zaira Julieta Romero nació por cesárea, en forma prematura, con un peso de apenas 810 gramos. Tuvo asistencia respiratoria mecánica durante 9 días, asepsia neonatal y recibió antibioterapia con aminoglucócidos, todos factores predisponentes a un futuro problema hipoacúsico.

 

La cirugía duró una hora y media y no tuvo ninguna complicación. Se deberán esperar 30 días para encender el dispositivo que ayer le colocaron en el oído derecho.

 

Zaira es de Mar del Plata, y participaba hasta el momento de tratamientos de rehabilitación auditiva realizados por el servicio de otorrinolaringología del hospital.

 

La intervención se realizó de manera gratuita en el marco del Programa de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia del ministerio de Salud de la Provincia. Participaron el doctor Eduardo Hocsman del hospital de Clínicas y Jorge Varela, jefe de otorrinolaringología del hospital marplatense.

 

“El fortalecimiento del recurso humano y técnico permite al hospital público dar respuestas de primer nivel a patologías severas como la hipoacusia y mejorar notablemente la calidad de vida de estos chicos”, destacó hoy el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

 

El funcionario instó a que “tanto los padres como los pediatras presten atención a los signos de la baja audición, porque la detección temprana puede aumentar las posibilidades de tratamiento”.

 

El doctor Varela sostuvo que “a partir del año de edad ya se está en condiciones de realizar este tipo de operaciones y siempre es conveniente hacerlo antes del ingreso pre-escolar para que no afecte su intercomunicación con otros niños. En el caso de Zaira, la mamá, al notar problemas de audición y en el habla de la niña la acercó al hospital para que sea tratada por nuestro equipo”.

 

El Programa de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, recibe el aporte del ministerio de Salud de la Nación, y posibilita, de manera totalmente gratuita, que las personas sin recursos ni obra social accedan a la aplicación de este tipo de dispositivo que estimula el nervio auditivo y permite escuchar. En el caso de Zaira, la operación fue cubierta por su obra social.

 

Según Varela, la pequeña, que tiene dos hermanos mayores y ninguno con problemas de audición, “será dada de alta en las próximas horas debido a su excelente evolución”.

 

Se calcula que la hipoacusia afecta a 1 de cada 3.000 recién nacidos y si bien las causas son diversas, la mayoría de las veces se da de manera congénita.



Siguiente Noticia Peñarol jugará un amistoso solidario en La Plata

Noticia Anterior Fabio Herrera Trío, la mágica intimidad entre las palabras y los sonidos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario