En la comisión de Calidad de Vida del Concejo Deliberante se evalúa una solicitud al gobierno nacional para que aplique algún tipo de beneficio impositivo para aquellos alimentos que sean considerados de consumo saludable.

 

La propuesta es del concejal de Acción Marplatense, Mario Lucchesi, para quien “el Estado debe contemplar medidas en este sentido, a favor de aquellos consumidores que, para cuidar su salud, deben incorporar alimentos bajos en grasas saturadas, hidratos y proteínas”.

 

El concejal del oficialismo expresó que actualmente los especialistas están haciendo foco en la concientización y reeducación de los consumidores sobre dietas nutricionales saludables, asi como otras actividades que promueven una mejor calidad de vida, para quienes padecen obesidad, diabetes, problemas digestivos, etc.

 

Asimismo, el concejal marcó algunas paradojas respecto a los altos precios de aquellos productos que justamente se aconsejan consumir para tener una mejor calidad de vida.

 

“De la experiencia cotidiana es simple observar que los alimentos más baratos son los que poseen alto contenido de azúcar, grasas saturadas, sal, poco nutritivos y no se compadecen con una sana alimentación”, expresó.

 

En tal sentido, para Lucchesi resulta negativo que “mientras desde el Estado y las organizaciones de salud reconocidas se efectúan campañas de difusión sobre hábitos de vida saludable en los que se incorpora una alimentación sana, ganan el medio impulsores de un consumo nocivo para la salud”.

 

“En lo que respecta a nuestra ciudad, el municipio ha promovido por ejemplo, de la creación de corredores saludables en los que se realiza actividad física, de ambientes sin humo, o como recientemente ha ocurrido con la puesta en marcha de las esquinas saludables en donde los transeúntes pueden conocer su estado de salud efectuándose mediciones de colesterol, glucemia, talla y peso, además de recibir recomendaciones de un nutricionista; todas acciones relacionadas directamente con la prevención para una vida sana”, agregó.

 

La construcción de una ciudad para todos requiere de la instrumentación de medidas sanitarias que alcancen a todos los sectores. La propuesta de introducir alguna ventaja impositiva para que los alimentos recomendados como saludables puedan ser adquiridos por todos, va en esa línea, finalizó Lucchesi.



Siguiente Noticia Unión prepara el viaje a Ramallo

Noticia Anterior OSSE ejecutará trabajos en San Lorenzo y Pellegrini

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario