El ministerio de Asuntos Agrarios informa que las dependencias específicas se encuentran trabajando en el relevamiento y cuantificación de afectación tras el temporal que azotó la provincia durante las jornadas pasadas.

 

Dejando de lado las ciudades de Buenos Aires y La Plata, las mayores precipitaciones se produjeron en la zona centro y centro oeste de la provincia con una disparidad muy grande entre localidades.

 

“Al estar afectados fuertemente los núcleos urbanos, estas tormentas de infrecuente intensidad generarán consecuencias sobre la producción de agricultura periurbana”, explicó el ministro Arrieta.

 

Luego amplió “más allá de las implicaciones directas sobre los elementos de la cartera a mi cargo, no puedo dejar de abstraerme de la tragedia sin precedentes ocurrida en la zona de la ciudad de La Plata”.

 

Según los especialistas, estas precipitaciones se producen en un momento muy especial de la actividad agrícola; donde se necesitan los caminos en condiciones para poder sacar la cosecha y piso firme en los campos para realizar la misma. Si las condiciones climáticas mejoran y se mantienen estables, las consecuencias no pasarían a mayores ya que las tareas podrían continuar casi con normalidad.

 

De acuerdo al servicio meteorológico, las condiciones de inestabilidad permanecerán hasta el viernes. Aunque no se prevén lluvias intensas. Salvo algunas muy localizadas.

 

El mal tiempo que se viene sucediendo con importantes acumulados pluviales desde la tarde del domingo, ayer impactó plenamente sobre la zona de influencia de la ciudad de La Plata, definiendo a la costa sur del estuario del Río de la Plata, como el área más afectada por estas inusuales precipitaciones.

 

Si bien todavía no hay datos oficiales confirmados, se estima que en La Plata se acumularon cerca de 400 milímetros, marca record desde 1961 en que comenzaron a registrarse oficialmente las precipitaciones en la estación del SMN.

 

Igualmente este record es seguramente difícil de superar incluso entre registros extraoficiales.

 

Para dimensionarlo, la marca normal del mes de abril es de uno 90 milímetros, es decir, en una sola jornada el valor estadístico fue cuadruplicado.

 

Este evento quedó fuera de cualquier previsión de agua caída y se suma a lo sucedido en varias localidades durante el fin de semana: Junín, Chivilcoy, Buenos Aires, Marcos Juárez, Cañuelas entre las ciudades de mayores acumulados.

 

“Desde las primeras horas en que comenzamos a verificar la severidad de los acontecimientos, hemos estado monitoreando la evolución de la situación, en paralelo con el Ministro de la Nación Norberto Yauhar y los intendentes de cada una de las localidades afectadas”, añadió Arrieta.



Siguiente Noticia La final quedó al alcance de la mano de Buenos Aires Unidos

Noticia Anterior AFIP dispuso beneficios fiscales para afectados por el temporal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario