El vehículo en el que se desplazaban cuatro inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recibió 23 disparos de arma de fuego cuando sus ocupantes se dirigían a la ciudad entrerriana de Colón tras realizar tareas de control de ventas y de personal.

 

Los disparos fueron efectuados desde una lujosa camioneta, que persiguió al vehículo oficial y luego se dio a la fuga.

 

Los trabajadores salvaron su vida de milagro, gracias a que las balas, que traspasaron la chapa del vehículo, impactaron en los maletines que contenían voluminosa papelería de trabajo.

 

Según declaraciones de las propias víctimas, el presunto autor del atentado sería un importante productor agropecuario y contratista rural de Villa Elisa, provincia de Entre Ríos, quien se habría disgustado porque los inspectores fiscalizaban a sus amigos, dueños de restaurantes del lugar, temiendo además que le efectuaran una inspección a él.

 

A partir de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la localidad y de la denuncia realizada por los agentes agredidos, la Policía Provincial allanó la casa del agresor, y encontró allí cuatro armas de alto poder de fuego listas para disparar, además de rastros de pólvora en el vehículo.

 

Llamativamente, y a pesar de las contundentes pruebas del ataque, el fiscal de turno, Juan Sebastián Blanc, dejó en libertad al agresor, considerando que no había elementos suficientes para ordenar su detención.

 

El hecho ocurrió durante la madrugada del sábado 30 de marzo, cuando los inspectores de la AFIP se dirigían a la ciudad de Colón, donde pernoctarían.

 

Foto: AFIP



Siguiente Noticia El radicalismo marplatense recordó la figura de Raúl Alfonsín

Noticia Anterior Casineros darán a conocer postura sobre la política de juego

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario