Un centenar de efectivos de esa fuerza federal de seguridad arribaron a Mar del Plata para interactuar con la policía Bonaerense en los controles preventivos que se han dispuesto durante este receso vacacional producto de los feriados de Semana Santa y del 2 de Abril.

 

Cabe señalar que en 2009 y durante dos años se desplegaron en distintos sectores de la ciudad el patrullaje y operativo de interceptación de agentes de Prefectura, como una medida para combatir el nivel de inseguridad que tenía la ciudad.

 

Sin embargo, su accionar sumó más críticas que elogios por parte de la  ciudadanía y de algunos sectores políticos.

 

En esta oportunidad, su involucramiento con la prevención del delito será solamente durante el fin de semana largo.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el comisario mayor Eduardo Quintela, titular de la Departamental de policía, confirmó la llegada de un contingente de efectivos de esta fuerza.

 

“Mantuve un diálogo con el prefecto mayor Armando González, jefe de Operaciones de la zona sur de Prefectura Naval, y hemos coordinado el arribo de un grupo de agentes para reforzar y coordinar con nosotros las tareas de prevención durante Semana Santa“, explicó.

 

El centenar de agentes fueron distribuidos en distintos sectores de la ciudad para realizar operativos de interceptación y patrullaje.

 

“Les hemos facilitado todos los contactos de los titulares de comisarías para que ante un hecho de flagrancia puedan ser asistidos y hacer en forma mancomunada esta tarea”, indicó.

 

UN ANTECEDENTE POCO SATISFACTORIO

 

Una sucesión de hechos criminales ocurridos en 2009 derivó en el reclamo de un sector de la ciudadanía para que una fuerza federal de seguridad llegara a Mar del Plata para reforzar el combate contra el delito.

 

El intendente Gustavo Pulti se hizo eco del reclamo y se logró la llegada de un grupo de agentes de Prefectura Naval, cuya presencia se financió con fondos provenientes del estado nacional a través de un convenio de seguridad ciudadana que firmó con la comuna.

 

Sin embargo, con el paso de los meses surgieron los cuestionamientos por la tarea que realizaba esta fuerza, la cual se limitaba a operativos de control de documentación y patrullar, mayoritariamente, la zona del microcentro.

 

Dos años más tarde, los pocos prefectos que quedaban afectados a estos operativos fueron reubicados en el conurbano y así finalizó la relación de esta fuerza de seguridad con el combate del delito en la ciudad.



Siguiente Noticia Masivo movimiento turístico por el fin de semana largo

Noticia Anterior Arba inicia operativo de fiscalización de Semana Santa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario