El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires advirtió a los que viajen durante el feriado extendido de Semana Santa a zonas donde prolifera el dengue, que tomen precauciones para prevenir esa enfermedad.

 

En un comunicado, el ministerio de Salud recomendó a quienes viajen al exterior, sobre todo a los países donde hay una situación crítica como Brasil, Paraguay y Bolivia, que tomen medidas como el uso permanente de repelentes.

 

La introducción del dengue en el país se produce a partir de viajeros infectados provenientes de países con circulación viral o de zonas del país con brote.

 

Cabe recordar que, este año en Paraguay se notificaron más de 59.000 casos de dengue y 35 muertes; en Bolivia cerca de 7.600 y en Brasil 204.650 afectados con 33 fallecimientos.

 

En tanto, el Estado de Río de Janeiro, declaró la epidemia en 36 municipios debido a que se habrían detectado 41.400 casos.

 

Según datos del ministerio de Salud de la Nación, si bien hasta el momento “el país no ha evidenciado ser territorio endémico de dengue”, se verifica la presencia del mosquito que lo transmite en la mayoría de las provincias del país”.

 

Por lo tanto, la introducción del virus dengue en el territorio se produce a partir de viajeros infectados provenientes de países con circulación viral o de zonas del país con brote, explica el comunicado.

 

En ese sentido, los especialistas del ministerio de Salud de la Provincia recomendaron que los turistas que concurran a destinos con dengue deben aplicarse repelente y renovarlo cada 4 o 6 horas, según sea de mayor o menor concentración de DEET que es el ingrediente activo.

 

El infectólogo y responsable del Centro de Medicina del Viajero de la Provincia, Amadeo Esposito, dijo que “si uno se da un baño o si transpira mucho el repelente se pierde, de modo que aunque nos lo hayamos colocado hace poco tiempo habrá que volverse a poner”.

 

Explicó también que el mosquito que transmite el dengue, el Aedes aegypti, está siempre cerca de las personas, que es de quienes se alimenta, de modo que también es conveniente cubrirse con pantalones y mangas largas, sobre todo de madrugada y al atardecer, que son los momentos del día en que más pican.

 

El especialista agregó que en lugares cerrados es útil usar pastillas termoevaporables para ahuyentar los mosquitos y, si no se tiene acceso a electricidad, se pueden utilizar espirales.

 

Agregó que el repelente debe colocarse luego del protector solar o bronceador y acotó que, pese a lo que algunos creen, consumir vitamina B no sirve para librarse de los mosquitos.

 



Siguiente Noticia Arba inicia operativo de fiscalización de Semana Santa

Noticia Anterior Los docentes bonaerenses ratifican el paro si no se reabren las paritarias

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario