La Asamblea de Pequeños y medianos Empresarios, Delegación Mar del Plata expresó su posición respecto el impacto en las pymes del congelamiento de precios en cadenas de supermercados.

 

El acuerdo celebrado por el Gobierno Nacional con las cadenas de supermercados a efectos de congelar los precios de los alimentos y bebidas, implica su clara preocupación en el alza generalizada de los precios de productos de alta sensibilidad para el consumidor.

 

Desde Apyme señalaron que “la medida apunta a una parte del universo que reconocemos como responsables de la inflación en el marco de la puja distributiva, lo que produce que aquellos actores que ejercen posiciones dominantes procuren neutralizar el mayor poder adquisitivo obtenido por determinados sectores sociales a través de aumentos de precios que repercuten favorablemente en su rentabilidad, obteniendo en definitiva ganancias extraordinarias”.

 

La medida implica por un lado desactivar las chances de aumentar sin correlato en el aumento del costo de los productos vendidos, disciplinar a sus proveedores no reconociendo y/o aceptando aumentos a partir de su mayor capacidad de negociación o directamente absorbiendo aumentos sostenidos por su estructura y como marketing político.

 

No obstante, indicaron que la otra pata responsable de los aumentos de precios son los productores de esos alimentos y bebidas que al tener posiciones oligopólicas se permiten fijar precios unilateralmente.

 

Frente a esta situación, aseguraron que las Pymes (almacenes, autoservicios y otros formatos) que aspiran a mantener los precios por convicción y como herramienta de competitividad frente a aquellos que celebraron acuerdos de congelamiento se encuentran en clara desventaja.

 

Su vulnerabilidad radica en que no tienen capacidad de negociación frente a los aumentos de sus proveedores y no están en condiciones de absorber incrementos de costos en la mercadería vendida, a partir de su apretada ecuación de rentabilidad. Así pierden competitividad frente a las cadenas y están expuestas a las sanciones del público y/o de los organismos estatales ante eventuales cambios en los precios.

 

Por lo tanto desde Apyme Delegación Mar del Plata propusieron “generar acuerdos de no aumentar entre el Estado y los productores; propiciar la asociatividad entre Pymes de un mismo sector a efectos de adquirir volumen de negociación; Avanzar en una reforma tributaria de carácter progresivo, como manera ineludible de generar equidad, que permita apropiar impositivamente las utilidades extraordinarias de los formadores de precios”.

 

El vice presidente de la entidad, Gustavo Casciotti, manifestó que “ante el avance progresivo de precios por parte de los productores de alimentos en un marco de congelamiento, las Pymes debemos alzar nuestra voz en reclamo de una urgente y agresiva reforma impositiva”.



Siguiente Noticia Los docentes bonaerenses ratifican el paro si no se reabren las paritarias

Noticia Anterior Hallan autopartes de dudosa procedencia en una "chatarrería"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario