En la apertura del 98º periodo de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante, el intendente Gustavo Pulti formuló anuncios relacionados con la seguridad.

 

Ante un recinto colmado informó que en el mes de mayo impulsarán una consulta popular para determinar la creación de un cuerpo de seguridad comunitaria, independiente de la Policía Bonaerense, que será financiado por el municipio.

 

Pulti remarcó que se tiene que avanzar hacia un cambio en la postura de la comuna con respecto a la seguridad, ya que la colaboración con la policía y la justicia no alcanza y resulta necesario poder tomar decisiones sobre una fuerza que el propio estado municipal pueda manejar.

 

La posibilidad de avanzar hacia la policía comunal se produce en el marco de un panorama de suma gravedad donde ascienden a 24 los muertos por violencia e inseguridad en lo que va del 2013.

 

La medida anunciada por el Intendente recibió el apoyo del oficialismo y de algunos sectores de la oposición como ha sido el caso del concejal Carlos Arroyo, mientras que desde la UCR, el concejal Mario Rodríguez aseveró que “las palabras de Pulti marcan el fracaso en materia de políticas de seguridad“.

 

Al profundizar en su anuncio, Pulti sostuvo que la nueva fuerza policial será un cuerpo independiente de la policía de la provincia de Buenos Aires y estará financiada por la Municipalidad. Además, precisó que en el mes de mayo se realizará una consulta popular para conocer la opinión de los vecinos sobre esta nueva Fuerza de Seguridad Comunitaria.

 

Será un cuerpo de Seguridad Comunitaria para la prevención del delito con personas que podamos formar, que podamos controlar, con operativos que podamos coordinar y que se pueda instrumentar un clima de cooperación y no confrontación con otros sectores del Estado que tienen otras responsabilidades”, explicó el jefe comunal.

 

Y añadió que “esto será controlado por los concejales, los vecinos, con un presupuesto discutido en el Concejo Deliberante y por los propios vecinos. Esto nos permitirá afrontar la inseguridad acorde con lo que atraviesa la época, que es la intranquilidad de los vecinos por la inseguridad”.

 

Por otra parte, el Intendente detalló cuál será el presupuesto que deberá conseguir para solventar el funcionamiento de la Policía Comunal. “Vamos a tener que diseñar rápidamente un camino presupuestario para implementarlo rápidamente y que brinde respuestas a las necesidades de la creación de esa fuerza comunitaria”, planteó.



Siguiente Noticia Movistar inauguró en Mar del Plata el primer local Moviltalk

Noticia Anterior Se esperan 2,5 millones de visitantes en los destinos turísticos del país

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. Jorge Tesan
    26 marzo, 2013 at 9:28 PM — Responder

    Parece ser que el tema de la inseguridad genera expertos en pantuflas que en cada esquina sienten que son dueños de alguna idea que atisbe una solución. Por supuesto, no tardan en surgir los disparates. Pero cuando un disparate es sostenido por muchos, y se le agrega cierta desesperación social, no se diferencia mucho de la verdad.
    Ahora al intendente se le ocurrió lo de la “Policía comunal”. Así como un cardenal argentino puede llegar a Papa, una estupidez puede hacer carrera y consagrarse, sin que nos demos cuenta de que sigue siendo una estupidez.
    Veamos: la Policía bonaerense aduce no tener patrulleros, nafta, efectivos, equipamiento, etc. Si así fuera, y existe un presupuesto para formar una policía comunal ¿qué tal si ese mismo presupuesto lo usamos para equipar a la policía ya existente, en lugar de tener que montar una estructura totalmente nueva.
    Pero, si habiendo implementado la Policía comunal, el criterio de manejo es el mismo, vamos a tener dos policías que al momento del delito nos informen que no tienen nafta, efectivos, patrulleros, equipamiento, etc. en lugar de una, y el delito continuará.
    Parece que no se recuerdan las lamentables intervenciones en nuestra ciudad de Prefectura y Gendarmería y su nulo efecto a fin de combatir problema alguno. Parece que no se recuerda la instauración de una escuela de policía cuya función sería disponer de mas efectivos. Y marplatenses, porque tenemos ese chauvinismo berreta que supone que un no nacido aquí no puede llegar a conocer la ciudad. Aunque votamos intendentes que provienen de otros lugares.
    Pero el intendente asegura que él no maneja la policía ni la justicia, dando a entender que si así fuera, los fallecidos pugnarían por querer venir a Mar del Plata en lugar del Paraíso, entonces se descuelga con una policía que sí puede manejar. Y aquí está la diferencia con la Bonaerense: la Policía Comunal sería manejada por el intendente, que le diría adónde ir y como actuar ¡adios inseguridad! ¿De verdad podemos creernos esto?
    Gustavo Pulti contribuyó tal vez como nadie a acentuar las diferencias sociales en nuestra ciudad. Para él los barrios no existen. Mar del Plata es un polígono que abarca, aproximada, generosa y caprichosamente Constitución, la costa, Juan B. Justo y Jara-Tejedor, con algún que otro islote adicional. Mientras algunos comunicadores cercanos al poder refuerzan la idea de un “conurbano marplatense”, tratando de hacer una analogía absurda con la situación de la ciudad de Buenos Aires y sus municipios adyacentes. Pulti llevó adelante esta idea: a diferencia de la Capital de la República, los barrios marplatenses que forman el “conurbano” no tienen su intendente y sus instituciones, sino que instituir esta idea implica que queden librados al abandono. Pulti lo hizo.
    La policía de Pulti se ocupará del centro, de los sectores visibles. Como su admirado Mauricio Macri, su policía será mas un intento de llevar tranquilidad al turista y al marplatense que come vidrio y le cree a La Capital.
    Pero pensemos a Pulti manejando la Policía comunal, y recordemos su permeabilidad a los intereses empresarios. Imaginemos una protesta en el Puerto cuya duración molesta a los poderosos empresarios del sector. Imaginemos a estos señores presionando a la intendencia para que la Policía comunal reprima, detenga y disperse la protesta. No se trata de formar causas, sino simplemente de evitar las molestias, de intimidar al disconforme ¿no les parece posible?
    Imaginemos vecinos integrantes de cooperativas a los que la Municipalidad les ha prometido cosas que jamás ha cumplido haciendo un corte de la calle Yrigoyen frente a la Municipalidad, imaginemos una protesta de bañeros a días de comenzar la temporada, imaginemos vecinos molestando a Aldrey frente al Hermitage. Imaginemos cualquier cosa. Una fuerza de choque siempre dispuesta a mantener los intereses empresarios a cuyo capricho se elaboran las agendas viejas, las nuevas y los planes estratégicos.
    La sangre seguirá corriendo, siempre habrá una Policía Bonaerense cuyo desinterés en prestar servicio, su complicidad con otros poderes y con tantos delincuentes hará que pueda ser culpada de una situación que, lejos de querer cambiar, va a mantener aún usando las balas que dice no tener cuando se trata de defender al ciudadano.

Deja un comentario