Walter Sánchez fue condenado a la pena de prisión perpetua por dos delitos y al concluir la lectura de la sentencia, una hermana de la víctima le dijo al imputado “por fin se hizo justicia”, a lo que éste respondió “si, pero el gato p… de tu hermano se esta pudriendo bajo tierra….yo ya se lo había avisado”.

 

En el juicio Oral realizado el pasado lunes 25 de marzo, el Tribunal en lo Criminal Nº 2, del Departamento Judicial Mar del Plata, sentenció a prisión perpetua a Walter Ignacio Sánchez, de 38 años de edad, por el homicidio en la vía pública de Víctor José Espinoza y por la coautoría del delito de homicidio simple, en grado de tentativa, en perjuicio de Mónica Liliana Albornoz y su núcleo familiar, éste último hecho sucedido en el domicilio de Pedro Zanni 30, el 30 enero de 2009.

 

Además fue declarado reincidente por una condena del año 1999, por la que purgó seis años, por robo calificado y resistencia a la autoridad.

 

El Tribunal integrado por los Jueces Jorge Luis Rodríguez, Néstor Jesús Conti y Juan Facundo Gómez Urso, debió resolver un pedido de nulidad, solicitado por la defensa oficial a cargo de la doctora Carla Ostachi, quien consideraba que era nulo el procedimiento de arresto de Walter Sánchez y la prueba del arma secuestrada en la vivienda de Trinidad y Tobago entre San Martín y Luro, dado que se realizó sin orden judicial ni testigos, a lo que los magistrados coincidieron en decretar la nulidad del procedimiento llevado a cabo por personal policial el día 27 de enero de 2011 y que derivara en el secuestro de un arma de fuego.

 

En cuanto a los hechos, fue demostrado que el 30 de enero de 2009, aproximadamente a las 22:30, Víctor José Espinosa acompañado por su pareja, Gabriela Giselle Palavecino, fueron interceptados por cuatro sujetos en calle Luzuriaga 1445, donde un menor de edad, identificado como Esteban Sánchez, utilizando un revólver, efectuó tres disparos contra Espinosa, causándole una herida en el pecho que perforó ambos pulmones y la arteria aorta, lo que le produjo la muerte en forma inmediata, luego de lo cual los cuatro agresores se dieron a la fuga en las dos bicicletas.

 

El segundo hecho demostrado en el juicio fue el del día 8 de febrero de 2009, aproximadamente a la 1:30, cuando un grupo de entre tres y cinco personas, de los cuales al menos dos eran mayores de edad, portando armas de fuego de calibres 9 milímetros y 11.25, efectuaron entre quince y veinte disparos contra los ocupantes de una vivienda de calle Pedro Zanni 30, donde se hallaban cenando Mónica Liliana Albornoz y su famila, con el fin de causarles la muerte, sin lograr su cometido rompiendo vidrios de la ventana y puerta, electrodomésticos y daños al vehículo de la familia.

 

Por los testimonios de los testigos del juicio, quedó claro que en ambos casos hubo participación de Walter Sánchez, en el primero porque había enemistad manifiesta entre la víctima y los agresores, tres de los cuales eran integrantes de una misma familia, de apellido Sanchez y como antecedentes hubo diversas agresiones, hostigamientos, amenazas y actos de violencia que incluyen un disparo de arma de fuego en la pierna de Victor Espinosa, quién debió mudarse de barrio luego de que fuera incendiada su vivienda.



Siguiente Noticia "Si fuéramos menos corruptos no habría el índice delictivo que hay en Mar del Plata"

Noticia Anterior La Juventud del GEN renovó autoridades

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario