El intendente Gustavo Pulti y el obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, rubricaron este martes un acuerdo para la utilización del predio del Paraje San Francisco, donde funcionaba Aldeas Infantiles. El predio, que tiene 5 hectáreas y posee 8 chalets, posibilitará albergar a 80 chicos en conflicto con la Ley Penal.

 

Al término de la firma del convenio, Pulti detalló que “viendo las dimensiones del lugar y también la vocación de la colaboración que tiene el Obispado, nos hemos propuesto un cometido adicional: trabajar en general por la niñez y particularmente generar un proyecto para poner en marcha muy rápidamente lo que tiene que ver con el tratamiento de las adicciones”.

 

Al respecto, el jefe comunal afirmó que “este tema es un drama contemporáneo que atraviesan distintos sectores sociales”, y agregó: “La batalla contra las adicciones tiene que ver con la identidad, la equidad social, la seguridad, y con responder a una demanda que está en nuestra sociedad. Por lo tanto ese va a ser nuestro cometido”.

 

Con respecto a las instalaciones, el Intendente Pulti confirmó que el Municipio se hará cargo de estas instalaciones por 10 años. “La manera de pagar ese alquiler ha sido una obra de restauración de los edificios. Hemos invertido 2 millones 400 mil pesos en el mejoramiento de los edificios”, precisó.

 

Con respecto a la fecha de comienzo del funcionamiento, el Intendente indicó “estamos previendo en el mes de abril empezar a poner en marcha algunas de las áreas y tareas”-y añadió- “el espacio es muy generoso y nos va a permitir un trabajo para empezar inmediatamente en mediano y largo plazo”.



Siguiente Noticia La Juventud del GEN renovó autoridades

Noticia Anterior Estatales se concentraron frente al Ministerio de Trabajo en la primera jornada de paro

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario