Un adolescente de 17 años asesinó a su padrastro tras robarle la pistola reglamentaria, luego que fuera castigado por su mal comportamiento mientras que además hirió de gravedad a su hermana, de 7 años, y a su hermanastro, de 16, informaron fuentes policiales.

 

El trágico episodio se registró alrededor de las 20 del sábado en una casa ubicada en la avenida Libertad al 8.800 donde el joven había sido puesto en penitencia por el hombre, pero logró escaparse de una habitación donde se encontraba encerrado.

 

Al salir, se apoderó del arma reglamentaria del policía, quien fue identificado como Carlos Gabriel Odone Navarro, de 42 años y que cumplía funciones como teniente en la comisaría séptima de esta ciudad.

 

Voceros policiales indicaron que el adolescente le disparó al padre, quien fue trasladado a un centro de salud, pero murió momentos más tarde mientras que además hirió a su hermana, de 7 años, y a un hijo del policía, de 16 años, que recibió una herida de bala en la boca, pero se encuentra fuera de peligro.

 

Según indicaron las fuentes, el trágico hecho se desencadenó luego de una pelea familiar entre el policía y el hijo de su pareja. El joven se enojó luego de que recibiera como castigo a permanecer en su cuarto.

 

Por esa razón, decidió quitarle el revolver reglamentario al subteniente Odone Navarro, para luego dispararle por la espalda hiriéndolo de muerte.

 

Además atacó a otros dos hijos de la pareja, un adolescente de 15 años y su hermana de 7 que fueron internados en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil, pero el jovene está fuera de peligro.

 

En tanto, la nena seguía internada en grave estado y continuaba “con asistencia respiratoria mecánica y en coma farmacológica” en el hospital Materno Infantil local, señaló la jefa de guardia Patricia Walczak.

 

La niña se encontraba hospitalizada “en terapia intensiva” tras recibir un balazo que ingresó por el pómulo y salió por la nuca, lo que puede afectar su sistema nervioso.

 

La médica Walczak señaló en diálogo con TN que “por la lesión y por donde ingresa la bala, la zona está hematizada, hay que esperar que se deshematice y ver como sigue la evolución de los miembros”.

 

El caso es investigado por el fiscal de menores Carlos Russo y, según fuentes de la causa, el adolescente que baleó a su familia tenía “problemas de conducta”, pero no antecedentes delictuales.

 



Siguiente Noticia Quieren implementar técnicas de RCP en los colegios de Mar del Plata

Noticia Anterior Destacan el fuerte impulso educativo al Programa Envión

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario